Los tribunales alcarreños a favor de que se primen más las multas que los auxilios en carretera.


26/02/2014

img_comunicado_2185.jpg Los tribunales alcarreños a favor de que se primen más las multas que los auxilios en carretera.


Los guardias civiles del subsector de Tráfico de Guadalajara se sienten excluidos por parte de la Justicia con respecto a sus compañeros de otros subsectores. Desde que la Guardia Civil comenzó a valorar el trabajo de los agentes de tráfico en virtud del número de multas que imponen a lo largo del mes en vez de las ayudas y auxilios en carretera, AUGC ha denunciado, no sólo ante la opinión pública este torticero “barómetro”, sino que ha recurrido a también ante los tribunales en defensa de los derechos de estos trabajadores públicos a los que se castiga reduciéndoles su salario porque no recaudan para Hacienda en suficiente cuantía.


Lo que está ocurriendo en Guadalajara, con los recursos puestos  por los guardias civiles del subsector, resulta tanto para los agentes, como para AUGC paradójico, incluso diríamos que absurdo, si no fuera porque de las resoluciones de la Justicia alcarreña están afectando a la economía doméstica de unos trabajadores públicos que solo cumplen con su deber. AUGC lo considera paradójico porque no se entiende que mientras el resto de tribunales dan la razón a los compañeros de tráfico castigados con la aplicación del RAI en otras provincias, en Guadalajara nuestros recursos caen en saco roto, “santificando”, así la justicia, un baremo a las claras injusto para con estos trabajadores que cumplen con su obligación de velar por la seguridad vial de nuestras carreteras. Y a tenor de los datos del último año, consideramos que su trabajo no lo deben estar haciendo mal cuando Guadalajara es la provincia que registró en 2013 el descenso más alto de víctimas mortales en carretera, 6 fallecidos en cinco accidentes mortales, 11 muertos menos que en 2012 y 12 accidentes mortales menos. Es más, durante el pasado año en la provincia se realizaron 104.033 alcoholemias y sólo el 1,04% resultaron positivas. Unos datos que fueron, en su momento, muy bien valorados por el subdelegado del gobierno quien destacó la “labor de coordinación ente la Jefatura Provincial de Tráfico de Guadalajara, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y los responsables de carretera en Guadalajara”.


Por ello desde AUGC no se entiende cómo se puede seguir aplicando un baremo que claramente es difícil de cumplir en la provincia más segura de España, salvo que pretendan que los agentes escudriñen a los conductores  a la espera de encontrar un resquicio legal por el que poder hincar el diente a la cartera del contribuyente, lo que confirmaría las sospechas de AUGC: que la aplicación del RAI ha convertido a los guardias civiles de la Agrupación en cajas registradoras de las arcas del Gobierno, quien en su afán recaudatorio ha optado por castigar a los guardias civiles que no participan de esta avidez, y se olvida de los fines por los que se creó esta especialidad de la Guardia Civil: primar la vigilancia y control del tráfico, los servicios humanitarios y otros servicios de vital importancia.

Whatsapp

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.