La Guardia Civil tiene su propio “CASO AGUIRRE” que podría costarle el destino a un sargento


08/04/2014

img_comunicado_2251.jpg La Guardia Civil tiene su propio “CASO AGUIRRE” que podría costarle el destino a un sargento




AUGC Ourense quiere defender públicamente el trabajo del Sargento del Puesto de Bande (Ourense), condecorado por la Guardia Civil y respetado por sus subordinados por su equidad y su mando responsable con la Unidad. Mando que estos últimos meses está viendo peligrar su futuro laboral en este destino por denunciar a la diputada del PP y vicepresidenta de la Comisión de Interior, Ana Belén Vázquez, a la postre esposa del señor alcalde de Bande, Juan Antonio Armada. Edil que, durante los últimos meses, se ha esforzado poco por dar ejemplo a sus vecinos en el cumplimiento de la ley, pero si parecía más interesado por instigar a la población contra los agentes del puesto, a los que acusaba en los medios de conducta arbitraria y caprichosa.



La gravedad de los hechos y la tensión que han provocado en el municipio ha quedado recogida en un informe del Jefe de la Comandancia de Ourense, al que ha tenido acceso AUGC. En él se reconoce que en los seis años que lleva como sargento del Puesto de Bande, este responsable de la Guardia Civil “se ha visto involucrado en una serie de incidentes (no relacionados con el asunto de la multa pero si con la señora Diputada y con las autoridades locales), entre ellos denuncias penales y quejas de ciudadanos, que han motivado una serie de procesos penales e informaciones internas…siendo archivados en su totalidad”. Incidentes, muchos de ellos relacionados con la señora Diputada y su familia, que como reconoce el Teniente Coronel, “con el paso del tiempo ha dado  claras muestras de animadversión hacia el Sargento”.



Las multas impuestas a este cargo político el pasado 18 de noviembre han sido utilizadas desde entonces, tanto por la diputada (se aporta twitter) como por su marido, el alcalde, para exacerbar los ánimos del municipio. Los dos cargos parecen ignorar que las normas de tráfico están para cumplirlas todos. Y que si no están de acuerdo con los cambios realizados en las tres travesías que discurren por el casco urbano del municipio a donde deben dirigirse es al COTOP (organismo de la Xunta responsable de carreteras) que fue el que en agosto decidió prohibir el aparcamiento en estas vías.



AUGC cree que la Dirección Adjunta Operativa debería haber apoyado y defendido la labor de este mando y sus agentes. Máxime cuando en su poder obra el informe del Jefe de la Comandancia en el que se exime de toda responsabilidad al sargento y los guardias civiles de Bande. Por el contrario, ha optado por la fórmula caciquil: complacer a los cargos públicos y a los infractores quitándoles de en medio al sargento y, a este, se le castiga con la pérdida del destino. Un  perjuicio que también repercutirá en su familia que se encuentra arraigada en el municipio. Una cacicada amparada en la excusa de no cumplir el mando bien su trabajo “al no tener buenas relaciones con el ayuntamiento”. Ante lo cual AUGC se pregunta si la Guardia Civil consultará a la señora diputada y al señor alcalde el nombramiento del próximo sargento.


 
AUGC considera un hecho grave cualquier intento de coaccionar a un agente para que desatienda su trabajo. Gravedad que se acrecienta si la coacción parte de un personaje público con la responsabilidad de la señora diputada Ana Belén Vázquez. Ella, más que nadie por su cargo en la Comisión de Interior, debería ser la primera en defender la labor de los guardias civiles y no justificar y fomentar que se comentan infracciones. 



Desde AUGC reiteramos que la decisión de prohibir aparcar en esta zona de su municipio no ha partido del sargento del Puesto, sino de la Xunta de Galicia, donde gobierna su partido político, por lo que las responsabilidades se las exijan a la Consejería y no a este funcionario público que tan sólo cumple con total corrección su cometido. Para esta organización, la de mayor representación en esta Institución, la señora diputada ha errado en su comportamiento. Debería haber dado ejemplo a sus vecinos abonando la sanción impuesta por aparcar en un lugar indebido, porque el hecho de que hasta septiembre del pasado año estuviera permitido la norma cambió y por tanto todos deben cumplirla.



Además, desde AUGC se ha solicitado, a través de un escrito, al Director General su intervención para que ponga fin a esta injusticia. También se ha pedido a la Fiscalía que abra diligencias por si pudiera existir ilícito penal en estos hechos, ya que hasta el mismo Jefe de la Comandancia de Orense, en su escrito, ha dicho que se observa perfectamente una intención clara por parte del Consistorio de Bande de coaccionar a los agentes para que no pongan denuncias.


 
Por último desde AUGC nos preguntamos en qué posición quedará el nuevo responsable del puesto, si finalmente se lleva a cabo el cese del sargento, cuando tenga que hacer cumplir la ley en este municipio. Deberá valorar si quiere mantener su puesto de trabajo a costa de mirar para otro lado ante cualquier infracción o delito, o arriesgarse a ser cesado por perseguir a los infractores de la Ley. 

Whatsapp

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.