AUGC denuncia que los guardias civiles en el País Vasco siguen viviendo una situación de desamparo


22/10/2015

img_comunicado_2957.jpg AUGC denuncia que los guardias civiles en el País Vasco siguen viviendo una situación de desamparo

AUGC ha ofrecido esta mañana en Vitoria una rueda de prensa en la que ha explicado las razones de la manifestación del 14 de noviembre, así como la situación actual de los guardias civiles destinados en el País Vasco.
Este contacto con los medios ha sido el segundo que esta asociación ha ofrecido en Euskadi, después del celebrado en noviembre de 2014, cuando denunció la descoordinación entre las Fuerzas de Seguridad en el País Vasco: Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza y policías locales, sin una base de datos conjunta para coordinar las actuaciones.
AUGC defiende también reorganización de la Guardia Civil en el País Vasco, donde los puestos que no son operativos deben unirse en unidades con mayor capacidad organizativa y funcional para que de una vez por todas la Guardia Civil deje de funcionar como un cortijo y se convierta en un cuerpo policial del siglo XXI.
Porque, un año después de que AUGC denunciara estos problemas, la situación no ha cambiado. Pese al fin de la actividad terrorista de ETA, los guardias civiles en el País Vasco continúan viviendo una situación de desamparo y de no normalidad democrática, al tener que limitar su círculo de relaciones al entorno laboral, lo cual provoca un ambiente viciado en los cuarteles que se traduce en abusos sociolaborales hacia los agentes.
Ser guardia civil en Euskadi es mas difícil que en el resto de España. A la amenaza del terrorismo tenemos que añadir un conflicto interno que se vive en el seno de la Guardia Civil  y no transciende a la sociedad por la falta de transparencia y herramientas para defender nuestros derechos y denunciar abusos.
El ambiente laboral no es el idóneo, las relaciones internas están rotas y no existe cohesión social, a pesar de vestir todos el mismo uniforme. Como ejemplo cabe citar la reciente agresión sufrida por un guardia civil de servicio en el interior de la Comandancia de Álava, a manos del hijo de un suboficial.
En Euskadi trabajan mas 3.000 agentes: cerca de 1.500 en Gipuzkoa, unos 1.000 en Bizkaia y 480 en Álava, y no se puede plantear un repliegue de las FSE en el País Vasco porque ETA ha dejado de matar pero no de existir Y mientras no llegue el fin del terrorismo a manos de la banda terrorista ETA nosotros esperamos un desenlace donde haya vencedores y vencidos, vencedores los demócratas y vencidos los terroristas. Además, no podemos olvidar que la Guardia Civil, forma parte de las FF.CC. de Seguridad del Estado y mantiene sus competencias recogidas en la Constitución.
Por otra parte, el portavoz nacional de AUGC, Juan Fernández, también ha explicado a los medios convocados en Vitoria las razones por las que AUGC ha convocado una manifestación de guardias civiles en Madrid el próximo 14 de noviembre: la discriminación sociolaboral respecto al resto de policías en España, la remilitarización del Cuerpo y la falta de derechos, como el de sindicación, son motivos más que suficientes para convertir esa fecha en una gran #MareaDeTricornios.

Whatsapp

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.