AUGC lanza la campaña: 'Un agente, un chaleco'


Campaña 'Un agente, un chaleco'


30/11/2015
Visitas: 5972

Facebook Twitter Whatsapp
Campaña chalecos Campaña chalecos

Ante la vergonzosa y alarmante carencia de chalecos antibalas en la Guardia Civil -lo que incluso provoca que muchos agentes decidan adquirirlos por su cuenta- AUGC lanza en las redes sociales y en los medios de comunicación la campaña ‘Un agente, un chaleco’.

Es lo que exigimos desde AUGC. Por desgracia, la actual situación dista muchísimo de acercarse a esta paridad, dado que los guardias civiles sufrimos una alarmante escasez de chalecos que deben ser compartidos en las unidades. También existen problemas con las tallas, y en el caso de las mujeres este problema es aún más acuciante, ya que no disponen de prendas adaptadas a su anatomía.

En otros casos, como sucede en algunas unidades, como la de la especialidad de Tráfico en atestados, ni siquiera existen estas prendas.
 
Ante esta situación son muchos los compañeros que optan por pagar de su propio bolsillo el chaleco, que tiene un coste de más de 600 euros, una fuerte inversión que los agentes han de afrontar con sus precarias economías para poder trabajar con mayor seguridad, ante la desidia y desinterés -en el mejor de los casos- que demuestra la Dirección General a la hora de proteger a sus trabajadores.

Todo ello al mismo tiempo que, ante la amenaza del terrorismo yihadista, el Ministerio del Interior cursa una orden para que todos los agentes de Policía y Guardia Civil que mantengan contacto con los ciudadanos o custodien algún edificio o instalación vistan en todo momento los chalecos antibalas.

Resulta una burla intolerable que el Gobierno dicten estas órdenes cuando conoce perfectamente cuál es la situación. Mientras tanto, los mismos agentes que deben destinar sus escasos ahorros a comprarse un chaleco para trabajar comprueban año tras año que sus jefes despilfarran grandes cantidades en desfiles, actos ostentosos como el protagonizado el pasado viernes por el Director General al recoger la medalla de oro de la ciudad de Trujillo, o peregrinaciones a Lourdes.

Se trata de uno más de los agravios comparativos que padecemos los guardias civiles respecto a los compañeros de la Policía Nacional, y por los que el pasado 14 de noviembre 12.000 trabajadores del Cuerpo y sus familiares protestaron democráticamente en Madrid en una gran Marea de Tricornios.

Poco, sin embargo, parece haberle importando esta masiva muestra de hartazgo a los responsables de la Guardia Civil, que siguen haciendo oídos sordos al clamor de un colectivo que no está dispuesto a seguir soportando la falta de derechos sociolaborales.

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Estas navidades no puedo pedir un chaleco a los Reyes Magos, porque mi hijo de 7 años no puede jugar con eso. Por esto pido un chaleco antibalas al Ministerio del Interior, pues la Dirección General de la Guardia Civil parece muy ocupada en otros menesteres, aparentemente más importantes que promover la protección de la integridad física de los agentes de la Guardia Civil en el ejercicio de sus funciones. Se dice públicamente que no hay dinero para chalecos antibalas, lo cuál no es creíble, pues sí hay dinero para otras cuestiones más superfluas. Sr Ministro, si con el chaleco antibalas puede adjuntar una linterna operativa en condiciones, también colaborará en salvaguardar la integridad física de los agentes y de la ciudadanía, pues durante los servicios de noche, las linternas actuales, que son las mismas de hace 20 años, lucen muy poco tiempo (10 min.), porque se acaba la batería y los cargadores existentes en dependencias o en algunos turismos tampoco realizan su función por aparente falta de mantenimiento (creo que es lo que pasa por colocar de mecánicos y mantenimiento a guardias civiles que no lo son). En resumen Sr Ministro del Interior, un chaleco antibalas y una linterna operativa por favor

    Creado el 01/12/2015 a las 03:01 por Un mendigo de material

    En el destacamento de Tráfico de Orihuela han puesto dos chalecos antibalas. Somos 24 motoristas y en todas las papeletas de servicio te ordenan que hagas uso de el, pero si salimos de servicio tres patrullas en un mismo turno ¿como lo hacemos?. ES VERGONZOSO que en la situación de alerta en la que nos encontramos anden con tanta hipocresía. Por cierto, cuando esas fundas estén comidas de mierda, ¿quien las lavará?, ¿es higiénico que nos pongamos todos los mismos chalecos antibalas sudados y sucios?¿donde se encuentran los ingenieros de los riesgos laborales?. Soy cuarta generación en la guardia civil y cada día me da mas asco los que llevan el timón y mas si cabe los que los siguen. Firmado Un polilla indignado

    Creado el 01/12/2015 a las 22:31 por Indignación
No se permiten más comentarios.