La Generalitat Valenciana recibe a AUGC para abordar el drama de la violencia de género


28/09/2015

img_comunicado_2915.jpg La Generalitat Valenciana recibe a AUGC para abordar el drama de la violencia de género

Estamos en la recta final de un año que sin duda pasará a la historia por el torbellino político que ha removido las entrañas corruptas de algunas organizaciones. La irrupción de nuevos nombres, siglas y colores políticos ha traído un aire de renovada esperanza a la mayoría de los ciudadanos y, entre ellos, Guardias Civiles.
Los guardias civiles de AUGC que, durante esta última y larguísima legislatura, hemos sido ninguneados, expedientados por opinar y encarcelados por simples faltas administrativas; hemos visto también como se hacía caso omiso a nuestras solicitudes de dialogo y se nos  negaban encuentros con representantes del gobierno para exponerles nuestras quejas y propuestas de mejora. Incluso alguno de esos representantes se ha atrevido a intentar, en público, desacreditar a nuestra organización.
El pasado viernes, 25 de septiembre de 2015, sobre las 10.00 horas, representantes de AUGC en las tres provincias de la Comunidad Valenciana, hemos sido recibidos en la Generalitat Valenciana por Alberto Ibáñez Mezquita, responsable de la Secretaría Autonómica de Inclusión y de la Agencia Valenciana de la Igualdad. Con esta reunión se nos daba la oportunidad de tratar sobre materia de Igualdad y Violencia de Género.
Nos ha acompañado también Anaïs Menguzzato García, representante del PSPV, directora del Instituto Valenciano de las Mujeres y por la Igualdad de Género.
Ambos políticos se interesaron por las necesidades en la Guardia Civil para prestar un servicio a los ciudadanos como es la prevención de la violencia de género y la atención a las víctimas de esa vergüenza.
Desde AUGC les hemos puesto al día de las necesidades y también de las carencias que tenemos los/as guardias civiles para prevenir, atender, valorar y hacer un seguimiento de las víctimas y sus agresores.
Carencias tales como falta de especialización, falta de material, falta de locales, falta de personal. Equipos de VIOGEN inexistentes. Imposibilidad de valorar los riesgos de la victimas personalmente y verse, los/as agentes, obligados a hacerlo por teléfono. Imposibilidad de llevar 70 casos de violencia de género un solo agente sin ningún tipo de material ni vehículo adecuado.
También hemos tratado sobre el impresentable protocolo de acoso laboral, sexual y por razón de sexo en vigor para los agentes de la Guardia Civil y de la necesidad de formalizar un verdadero protocolo y crear una figura imparcial de resolución de conflictos.
Igualmente se han abordado cuestiones como la necesidad de integrar a las mujeres en disposición de igualdad de trato y oportunidades; incorporar con efectividad el derecho a la conciliación de la vida personal, laboral y familiar en la Guardia Civil; y la acuciante necesidad de aumentar la presencia de mujeres en la Guardia Civil.
Hoy nos hemos sentido sinceramente acogidos y atendidos por dos personas jóvenes, sencillas y agradables en el trato.
Nos ha costado llegar a la Generalitat Valenciana, pero hoy sus responsables políticos saben mejor que nunca que no es oro todo lo que reluce en este Cuerpo, y que detrás de esos flamantes desfiles militares que en nada aportan a la eficacia policial y disminuyen el personal disponible existe otra Guardia Civil, #la cara oculta de la Guardia Civil. Hoy, gracias a AUGC saben que este Cuerpo tiene todos estos problemas y saben que la solución pasa por la adaptación de la Guardia Civil a la realidad actual de España.
En los últimos minutos de la reunión y en la despedida, Alberto Ibáñez Mezquita, nos ha regalado una frase que deja bien clara su intención política: Estamos en unos momentos en los que, bajo nuestro Gobierno, la institución que no se mueva y renueve, desaparecerá.
Whatsapp

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.