La tragedia que no cesa: el fallecimiento de un guardia civil recuerda la urgencia de adoptar medidas en Prevención de Riesgos Laborales


11/10/2016

El suicidio es el gran drama oculto en la Guardia Civil El suicidio es el gran drama oculto en la Guardia Civil

El drama sigue fiel a su negra estadística: cada 26 días como promedio se produce el suicidio de un trabajador de la Guardia Civil. El último drama personal y familiar que en este sentido ha tenido como protagonista a un compañero del Cuerpo ha tenido lugar este fin de semana en Madrid.

Se da además la circunstancia de que este agente, estando de baja psicológica, y con el arma reglamentaria por tanto retirada, sin embargo pudo acceder a la pistola de un compañero de su unidad, con la que se quitó la vida. Cabe recordar que AUGC lleva años reclamando la instalación de armeros en las dependencias del Cuerpo, para que los agentes puedan depositar sus armas en lugar de llevarlas encima al terminar el servicio.

La insoportable estadística de suicidios entre guardias civiles es una de las grandes preocupaciones de AUGC, que desde hace años insiste en la necesidad de establecer controles psicológicos periódicos que permitan valorar de manera objetiva la salud mental de los compañeros. La muerte de una agente por suicidio de un compañero cada 26 días ya es motivo suficiente para darse cuenta de que los protocolos han de ser revisados. Estamos, sin duda, ante el gran tabú en la Guardia Civil.

En este sentido, el secretario general de AUGC, Alberto Moya, hacía entrega de un escrito hace un año ante el Ministerio de Sanidad en el que denunciaba este drama.  En el escrito se recordaba que desde 1982 se habían registrado hasta la fecha 447 casos de suicidios consumados entre guardias civiles. Es decir, uno cada 26 días y 52 intentos (según datos de la Guardia Civil). Una tasa de suicidios claramente superior a la de la población general y de otros cuerpos policiales con funciones similares.

Por este motivo AUGC reclama, entre otras medidas, mayor trasparencia en las cifras relacionadas con la conducta suicida dentro de la Guardia Civil con su publicación anual y la facilitación del acceso a profesionales de la salud e investigadores que pueda aclarar las causas de este fenómeno. También solicita la mejora del tratamiento de problemas de salud mental, como la ansiedad, la depresión, el trastorno por estrés postraumático u otros, de miembros de la Guardia Civil, con revisiones periódicas y procesos de seguimiento a las personas afectadas, especialmente a aquellas que han mostrado ideación suicida o efectuado algún intento.

Desde luego, en ciertas etapas de la vida, podemos encontramos en la situación de que nos cueste resolver ciertos problemas y las emociones muchas veces están más allá de lo que podamos soportar. Por este motivo, y ante el primer síntoma se debe recurrir a un profesional, no hace falta estar en una situación excepcional o extrema para ser reconocido por un experto.

AUGC  también reclama la investigación de los casos de suicidio para dirimir la posible existencia de casos donde el suicidio está relacionado con el ámbito laboral y deba ser considerado como un riesgo laboral, como ya ha ocurrido en otros casos de la jurisprudencia española en otras profesiones, o en el ámbito policial en otros países (por ejemplo, Francia).

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.