AUGC Cáceres critica que los mandos gasten 3.500 euros en un curso mientras los agentes sufren recortes


18/10/2016

Mientras se derrocha el dinero en la Guardia Civil, los agentes deben trabajar sin medios Mientras se derrocha el dinero en la Guardia Civil, los agentes deben trabajar sin medios

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de la provincia de Cáceres critica que los mandos de la Comandancia se hayan gastado 3.500 euros en un curso de habilidades directivas para siete personas, y con una duración de dos días, mientras que los agentes sufren los recortes por parte de la Dirección General, entre los que cabe citar la carencia de chalecos antibalas.

El curso fue realizado por el jefe de la Comandancia de Cáceres, Laureano Martin Velasco, junto a seis oficiales más, y se celebró durante dos días, en concreto el 21 y 22 de abril de este año. Así, y a raíz de los rumores que existían en la Comandancia de Cáceres sobre que el teniente coronel y varios oficiales se habían ido dos días a realizar unas actividades al Parque Nacional de Monfragüe, AUGC decidió solicitar la información existente en el portal de transparencia de las posibles facturas que originaron los gastos de estas inusuales actividades y que al parecer no eran las primeras que realizaba.

Tras esta solicitud, a finales de septiembre, la AUGC recibió la copia de una factura de los gastos que ha asumido la propia Dirección General de la Guardia Civil, y en la que constaba honorarios de asistencia de siete alumnos y un coordinador al Curso Superior de Habilidades Directivas', que ascendía a 3.500 euros, pagados a una empresa privada de la localidad de Cáceres. Unos gastos que esta asociación profesional no llega a entender cómo la Dirección General de la Guardia Civil puede llegar a costear, máxime cuando en la provincia de Cáceres existen muchas carencias en equipamiento y material policial para un servicio eficaz al ciudadano, al que sirve.

Como ejemplo, cabe citar lo ocurrido en el Cuartel de Arroyo de la Luz, donde se deniega la adquisición de una silla para el servicio de atención al ciudadano, un hecho que sucede en repetidas ocasiones y que ha obligado a que la silla tenga que ser comprada a través de una colecta llevada a cabo entre los guardias civiles allí destinados y que realizan el referido servicio. No se llega a concebir que no exista control por parte de la administración para acabar con esta práctica tan habitual de los mandos de la Guardia Civil, como la de realizar este tipo de gastos excesivos con alegría y sin reparo alguno.

AUGC considera que este derroche económico hace pensar que los presupuestos de la Institución se emplean en divertimiento propio de algunos jefes, como el caso del Jefe de la Comandancia de Cáceres, en vez de emplearlo en la adquisición de medios y material para poder realizar un servicio de calidad en aras de la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos.

 

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.