Los guardias civiles de Torrevieja, obligados a vestir un escudo no autorizado y que se han de pagar ellos mismos


19/12/2016

El escudo que han debido pagarse los propios agentes. El escudo que han debido pagarse los propios agentes.

La Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Torrevieja (USECIC) vive hoy sus horas mas bajas, con un ambiente que en poco tiempo se ha tornado tenso e insufrible para los agentes que componen la unidad, siendo sometidos estos a continuas presiones e incertidumbre en sus horarios y servicios. 

Todo comienza en verano de 2016, cuando reciben la orden de comprar un escudo distintivo para vestir en el uniforme de servicio, teniendo que abonar una cantidad de 4,50 euros por cada uno. Un parche bordado que poco tiene que ver con los escudos oficiales de la Guardia Civil, fabricados en vinilo y con dimensiones mucho más pequeñas y que podría incluso hacer a los agentes que lo porten merecedores de una sanción disciplinaria, ya que no está autorizado tal distintivo en la orden general que regula la uniformidad en la Guardia Civil.

Sin más remedio que acatar la orden de comprar el distintivo, reciben el escudo, teniendo que pagarlo en mano y sin ningún tipo de factura ni justificación, precio o empresa autorizada para la realización de trabajos de manufactura dirigidos a la Guardia Civil.

El distintivo se ven obligados a llevarlo pegado en el hombro cuando visten el traje de campaña.

No se ha podido averiguar quién lo diseñó ni donde lo han fabricado.

En principio, y al menos en Torrevieja, hubo un par de agentes que se negaron a comprarlo, pero finalmente y por prudencia lo compraron.

Con ello, los superiores jerárquicos de esos guardias civiles, les obligan a incumplir la normativa vigente en materia de uniformidad y la del uso de distintivos, recogidas en las respectivas Ordenes Generales de la Guardia Civil.

A los agentes de la USECIC de Torrevieja les obligan a incumplir las normas dictadas por la propia Guardia Civil y a nuestra compañera de Salamanca le imputan un delito recogido en el Código penal militar por comprarse ella un chaleco antibalas adaptado a su figura y utilizarlo estando de servicio y así no tener que utilizar uno facilitado por la Guardia Civil, obsoleto e inadecuado para su anatomía.

Y es que al irse destinado el antiguo Teniente, la unidad cae en un desorden total, con un nuevo Teniente que cambia servicios y horarios sin miramientos. 

Valga como ejemplo el último comunicado que les envió el Teniente jefe de la unidad en el que los componentes de la unidad reciben un informal aviso por medio de la aplicación whatsapp comunicándoles que se les cambia el servicio de una señalada fecha, el 31/12/2016, y donde se les comunica que se les va a nombrar servicio desde las 14.00 hasta las 22.00 horas o se les da opción de adelantarlo unas horas, de 13.00 a 20.00,  a cambio de renunciar a la media dieta de 14 euros en concepto de comida que les corresponde.

Todo hace pensar que la Dirección General de la Guardia Civil ha tenido otro "acierto", creando una unidad "low cost" de disponibilidad "para todo"  y sin ningún plus de remuneración que compense los  sobreesfuerzos  de sus componentes.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Que yo sepa a nadie le pueden obligar a comprarlo. Pero claro el miedo es lo que hace que los jefes puedan con nosotros Unidad es lo que hay que tener y no ceder al miedo a la represalia. Este es el ejemplo que nos demuestra que nunca nos tomarán en serio. Si tragamos con estas cosas, tragamos con cualquiera.

    Creado el 19/12/2016 a las 16:25 por Andres

    Ese es el problema

    Creado el 20/12/2016 a las 21:53 por Faustino
No se permiten más comentarios.