La Policía Judicial, en horas bajas


La Policía Judicial, en horas bajas


06/06/2016
Visitas: 18121

Facebook Twitter Whatsapp
Un agente de la UCO en una operación Un agente de la UCO en una operación

Dentro de las especialidades existentes en la Guardia Civil, la Policía Judicial no ha sido ajena a los recortes de estos últimos cuatro años, sufriendo una merma general en sus plantillas, medios materiales y formación de los agentes que la componen. En la actualidad la estructura de las Unidades de Policía Judicial no ha evolucionado al mismo ritmo que una delincuencia cada vez más globalizada, especializada, sofisticada y violenta.

Existen gran cantidad de Equipos de Policía Judicial diseminados por todas las provincias, normalmente enclavados en las cabeceras de las denominadas Compañías o coincidiendo con la sede de los Juzgados de Instrucción. Bien, pues actualmente la gran mayoría de estos equipos son inoperativos en cuanto a sus funciones de investigación, debido a la escasez de personal, contando algunos equipos con dos o un solo agente, dedicándose exclusivamente a las labores que de igual forma tienen encomendadas, que son las de Policía Científica.

Aprovechando el hueco que está dejando la falta de efectivos en la Policía Judicial, la Guardia Civil ha creado diversidad de unidades no especializadas, ni tituladas para la investigación, los llamados Equipos ROCA, o las Áreas de Investigación de los Puestos Principales o Equipos de Investigación o las Unidades de VIOGEN creados a criterio del Jefe de cada Comandancia. Sin dudar del buen hacer de los compañeros que componen estas unidades de Investigación, que no de Policía Judicial “especifica”, se está perdiendo calidad en la investigación, debido a la no especialización de estos agentes, sin mencionar el ahorro que le supone a las arcas del Estado tener agentes sin formación y con un sueldo más bajo que los miembros de Policía Judicial.

Una de las soluciones que está comenzando a tomar la Guardia Civil, ante la falta de efectivos especializados en Policía Judicial es la fusión de dos equipos territoriales de Policía Judicial en uno, con el ánimo de ganar en operatividad, optimización de recursos humanos y materiales, y ganar en potencia con el equipo resultante, disfrazando con estas fusiones el problema de fondo, que no es otro que la falta de efectivos en dichos equipos, obviando o intentando disfrazar con estas fusiones que la demarcación a cubrir también suma, y por tanto las incidencias e investigaciones siguen siendo las mismas.

De nuevo nos encontramos con otra camuflada reestructuración de una especialidad. Comenzaron por Seprona hace unos años, han querido continuar con TEDAX y ahora nos encontramos de nuevo con este panorama que se salta a la torera ser revisado y tratado por las asociaciones representativas en el seno del Consejo de la Guardia Civil. Este sin duda es otro de los argumentos del desgobierno que reina en el Consejo de la GC y en el propio Director General que lleva meses que ni está ni se le espera.

Últimamente de una forma específica, se está poniendo el foco en  los agentes de la Policía Judicial que trabajan en la Unidad Central Operativa, órgano central de investigación de la Policía Judicial “Especifica” de la Guardia Civil, con el pretexto de filtraciones de las brillantes investigaciones que por esta Unidad Orgánica Central se están llevando a cabo, citando como ejemplo más llamativo y de última hora la llamada Operación “Púnica”. Hay que recordar a las personas que ponen en duda la pulcritud y estricta reserva con la que llevan a cabo las investigaciones los miembros de la Policía Judicial “Específica” de la Guardia Civil, que de las investigaciones, así como de las personas investigadas, aparte de estos agentes, tienen conocimiento la autoridad judicial competente, los fiscales, así como los mandos orgánicos de la Guardia Civil, y por ende los cargos políticos competentes que componen el organigrama de la Secretaría de Estado de Seguridad, así como del Ministerio del Interior.

Pues bien desde la AUGC queremos hacernos eco, en primer lugar, del malestar que se genera cada vez que se pone en tela de juicio la labor de los Agentes de Policía Judicial de cualquier Unidad Orgánica de Policía Judicial, como las últimas en relación a la Unidad Central Operativa. Estos agentes, como bien ya hemos dicho, trabajan bajo una estricta reserva sobre sus investigaciones, así como con total pulcritud en las mismas. Pocos casos se dan de filtraciones, y si son detectados, se procede contra ellos.

En resumen, seguimos en el siglo XX en lo que se refiere a modelo y estructura, plantillas, de las unidades de Policía Judicial Específica de la Guardia Civil. La dispersión de los agentes en Unidades pequeñas, hacen que carezcan  de toda operatividad debido a la cantidad de investigaciones que deben de asumir, y así como de su labor de Policía Científica que realizan. No se pueden poner diferentes remedios a este problema en cada Comandancia.

Desde AUGC proponemos un estudio previo de la situación de las Unidades de Policías Judicial “Específicas”, contraponerlo con el estado de la delincuencia y definir un Modelo más moderno y eficaz que el actual, para este siglo XXI. También solicitamos del Director General de la Guardia Civil que públicamente haga una defensa de los agentes de Policía Judicial de la Unidad Central Operativa, como la  que en su día hizo en el Congreso de los Diputados, el día 12/12/2012, en la que defendió que el DAO tuviera conocimiento de las operaciones, incluidas las de corrupción política, que se iban a desarrollar la semana siguiente. Y si por el contrario hay alguna prueba que incrimine algún miembro en la filtración de datos que por razón de su labor tuviere conocimiento y deber de reserva, lo denuncie y la lleve ante la Autoridad Judicial competente.

PUEDES LEER EL COMUNICADO COMPLETO EN EL ARCHIVO ADJUNTO EN FORMATO PDF              

Adjuntos:

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.