AUGC reclama que se adopten medidas urgentes para acabar con las agresiones a guardias civiles en Bujalance (Córdoba)


12/09/2016

Estado del vehículo oficial tras haber sufrido la agresión. Estado del vehículo oficial tras haber sufrido la agresión.

Durante la noche del pasado sábado, día 10 de septiembre, una patrulla de la Guardia Civil del Puesto de Bujalance detectó la presencia de un delincuente sobre el que pesa una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión, el cual emprendió la huida en un vehículo conducido por otra persona, y cuando los agentes consiguieron darle alcance y procedían a su detención ya en el interior de la conocida Barriada de Santiago, fueron agredidos por numerosos vecinos, que les golpearon y empujaron, haciendo caer a uno de ellos por la escalera de las viviendas, e impidiendo que pudieran detener al delincuente, que consiguió huir finalmente.

Para no sufrir mayores daños los dos guardias civiles se vieron obligados a marcharse del lugar, momento en el que los agresores les apedrearon rompiendo los cristales del vehículo policial, como puede observarse en las imágenes fotográficas que se adjuntan. Y cuando los agentes ya habían conseguido separarse a cierta distancia para poder solicitar el apoyo de otras patrullas, uno de los agresores se acercó a ellos amenazándoles diciéndoles “…esa pistola que tienes ahí algún día la voy a utilizar contra vosotros… vamos a tener que sacar las escopetas”.

Lamentablemente no es la primera vez que suceden hechos similares en dicha barriada, son numerosas las situaciones de ese tipo que se vienen produciendo en los últimos años, la última de ellas hace apenas dos meses, el 27 de junio pasado, tras un tiroteo entre varios vecinos, cuando la Guardia Civil activó en ese barrio un fuerte dispositivo para investigar los hechos e identificar a los autores, varios agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Córdoba fueron agredidos por numerosas personas, dándoles puñetazos y patadas, insultándoles y amenazándoles, gritando entre muchas otras expresiones “a matarlos, hay que matarlos”.

Por ello AUGC reclama que se adopten con carácter urgente las medidas necesarias para atajar una situación tan preocupante, siendo la primera de ellas un incremento considerable de la plantilla de la Guardia Civil en del Puesto de Bujalance, así como la habilitación de los medios materiales y recursos humanos necesarios para acabar con esas agresiones y con la impunidad de que parecen gozar los habitantes de dicha barriada.

Los servicios jurídicos de AUGC ya están asistiendo a los guardias civiles agredidos el pasado sábado y a los de junio, al objeto de representarles ante los Juzgados y pedir las máximas penas posibles para los agresores.

 

 

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.