La Guardia Civil sigue jugando con la vida familiar de los agentes al apurar al límite la resolución de los destinos


21/09/2016

Muchas familias siguen pendientes de la resolución de los destinos para hacer la mudanza de su hogar. Muchas familias siguen pendientes de la resolución de los destinos para hacer la mudanza de su hogar.

Perseverando en su línea de falta de respeto a los trabajadores de la institución, la Dirección General de la Guardia Civil ha añadido una nueva muesca a su triste historial al apurar al límite la publicación de la resolución de los avances de destinos para alféreces (antigüedad), subtenientes y brigadas (antigüedad y méritos).

Así, hoy miércoles 21 de septiembre se acaba de dar a conocer un avance con plazo de alegaciones hasta el día 23 de septiembre (¡pasado mañana!), para publicarse justo antes del 30. Es decir, que siendo el plazo de resolución el 30 de septiembre han apurado el plazo al máximo.

De esta manera, la Dirección General sigue jugando con la vida familiar de los oficiales y suboficiales del Cuerpo, agotando el plazo de resolución de destinos, publicándolos una vez han iniciado el curso en los colegios, tras haber tenido tres meses para efectuarlo.

Esto da idea de lo poco que les importa a los generales la vida de sus subordinados y las de sus respectivas familias, que llevan meses pendientes de la posibilidad de un traslado de su hogar a otras provincias o comunidades autónomas, con lo que ello conlleva, tanto desde el punto de vista logístico como desde el emocional.

Al inexplicable retraso en la aplicación de los turnos de trabajo en la Guardia Civil, algo que está comprometido en la Orden General de Jornada Laboral, y que debía haberse implantado desde el pasado 1 de abril, se suma esta demora al límite en la publicación de los destinos. De este modo es como entiende la Guardia Civil el favorecimiento de la conciliación profesional y familiar de sus trabajadores.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.