Una vez más, la justicia corrige a la Dirección General de la Guardia Civil en una sentencia que pagan todos los españoles


23/09/2016

Una nueva sentencia judicial da la razón a un trabajador de la Guardia Civil. Una nueva sentencia judicial da la razón a un trabajador de la Guardia Civil.

Por desgracia, son ya muchos los ejemplos de situaciones en las que la justicia enmienda la plana a la Guardia Civil en relación a casos de obstrucción ante los derechos sociolaborales de sus trabajadores. Estas sentencias, además, suponen una carga para todos los españoles, ya que es la Administración la que luego debe pagar las costas de estos procesos judiciales.

Es el caso de una reciente sentencia dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 de Ciudad Real, en la que se reconoce el derecho de un guardia civil, afiliado a AUGC y asesorado por los servicios jurídicos de la delegación de esta provincia, a disfrutar de un permiso de dos días por asuntos particulares que había solicitado, y que le había sido denegado.

Dicha denegación se le había comunicado por vía telefónica, como ha quedado demostrado en el juicio, fuera del plazo contemplado por la normativa, por lo que, según recoge la sentencia, “ha quedado acreditado que al no serle notificada la denegación del permiso dentro de las 48 hora siguientes, el mismo está concedido por silencio positivo”.

Por lo tanto, el fallo ha reconocido el derecho del guardia civil a haber disfrutado los días que solicitó, imponiendo a la Dirección General a abonar, en su lugar, la cantidad de 120 euros. Además, se imponen las costas a la Administración.

Se trata de un ejemplo más de la permanente falta de respeto a los trabajadores de esta institución. Una actitud que posteriormente han de enmendar los tribunales a costa de los impuestos de todos los españoles.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    120 que gran cantidad, jajaj. Y al que se los denegó, le ha pasado algo, seguro que NO. Ese es el problema, a ti esos dos días que no te dieron te pudieron ser de vital importancia, una boda, un bautizo, una cita médica, etc. No está recompensado con 120 euros. Porque a ese precio nos pueden pisotear una y otra vez. Si al mando le metieran ahora una falta grave, le suspendieran de sueldo, ni pudiera ascender, no hacer cursos, ya veríamos como se nos reconocían los derechos que por ley tenemos.

    Creado el 25/09/2016 a las 12:10 por Andres
No se permiten más comentarios.