Zoido, primer ministro de la democracia ante una petición simultánea para comparecer en el Consejo de Policía Nacional y Guardia Civil


30/11/2017

Juan Ignacio Zoido. Foto: EFE Juan Ignacio Zoido. Foto: EFE

Ayer se produjo un hecho inédito: por primera vez en democracia, un Ministro del Interior tendrá que comparecer ante los Plenos del Consejo de la Policía y de la Guardia Civil, como consecuencia de las peticiones tramitadas de forma simultánea por sindicatos y asociaciones profesionales de ambos Cuerpos, para dar cuenta en ambos órganos de los planes que maneja para alcanzar la equiparación salarial. En concreto se ha declarado conflicto colectivo por parte de las organizaciones sindicales policiales, y se ha solicitado una reunión urgente del Consejo de la Guardia Civil por parte de todas y cada una de las asociaciones de dicho Cuerpo.

Queremos acabar ya con el baile de cifras y compromisos genéricos que el titular del departamento, Juan Ignacio Zoido, está adquiriendo en todos sitios, menos en donde debe. De esta forma, y en un plazo muy breve, tendrá que retratarse y dar cuenta de cuál es su apuesta real (y la del Gobierno) con esta causa justa que todos nosotros, sindicatos, asociaciones y Jusapol, venimos defendiendo.

Es hora de dejar el baile político y sentarse en una mesa para hablar de cantidades y plazos. Ya no vale jugar al despiste. El Gobierno debe destinar el dinero que reclamamos para alcanzar la equiparación salarial, empezar a hacerlo en 2018 y los partidos políticos apoyar (o abstenerse) el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Ciudadanos ya ha mostrado su adhesión; el PSOE debe ahora pasar de las palabras a los hechos y dejar que podamos alcanzar una demanda histórica que acabe con tanta injusticia de miles y miles de compañeros/as.

 Pero la #UnidadxlaEquiparacion no acaba aquí su trabajo. El próximo 14 de diciembre todos los policías nacionales y guardias civiles tenemos una cita para concentrarnos frente al Ministerio de Hacienda y Función Pública, en Madrid, para dejar claro que no vamos a permitir boicot alguno a los planes de equiparación salarial por parte de quien maneja el cajón del dinero en el Gobierno. Sólo un día después, el 15, tenemos planificada una reunión con Ciudadanos, para valorar la evolución de los acuerdos que puedan llevar a la aprobación de los Presupuestos de 2018.

Y el 20 de enero, el esfuerzo en la calle que ya se ha dejado sentir en Madrid, con las mayores manifestaciones del sector de la seguridad pública, vamos a trasladarlo a Barcelona; todos estamos convocados a tomar la calle para reclamar la equiparación salarial, en una ciudad con una Policía autonómica que cobra mucho más que nosotros, pese a que hemos sido los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los que hemos garantizado la legalidad y el orden constitucional en toda Cataluña. De este acto iremos dando más detalles, pero cuenta con todo el apoyo de quienes firmamos esta Circular.

Nuestro calendario de medidas no acaba aquí. Remarcamos que con ninguna de ellas van a resultar perjudicados los ciudadanos. Algunas otras las iréis viendo en el día a día, por ejemplo contemplamos otras iniciativas como un acto en Bruselas que, por motivos de estrategia, no desvelaremos aún; pero el calendario pactado entre todos está diseñado para tener un amplio recorrido, si hiciera falta.

Igualmente, los sindicatos de la Policía Nacional, derivado de la declaración del conflicto colectivo adoptarán la negativa a asistir al Consejo en sus comisiones, grupos de trabajo y cualquier foro en el que sea necesaria su celebración para la aprobación de proyectos y normas que interesen a la Administración. Las Asociaciones Profesionales de Guardias Civiles, por su parte no pueden ejercer el conflicto colectivo, sin embargo, esto no impedirá, dentro de la legalidad vigente, ejercer las medias de presión necesarias dentro del Consejo de la Guardia Civil.

En resumen, todos los profesionales de Policía Nacional y Guardia Civil estamos más unidos y cohesionados que nunca ante este reto. No vamos a desfallecer en esta lucha. Por ser quienes defendemos vidas y propiedades, quienes protegemos a los ciudadanos de las peores amenazas y riesgos, quienes soportamos riesgos y peligros constantemente en nuestros servicios, quienes trabajamos con horarios y condiciones laborales de especial penosidad, quienes soportamos tener algunos derechos restringidos... Por todo eso, ya es hora de equiparar nuestros sueldos. Si nosotros estamos unidos, los políticos también deben estarlo. Todos debemos estar a la altura de una oportunidad histórica.

Puedes descargarte este comunicado en PDF en el archivo adjunto

 

Adjuntos:

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte