La pésima organización interna del personal aumenta el problema de la falta de guardias civiles en Toledo


18/04/2017

Comandancia de la Guardia Civil de Toledo Comandancia de la Guardia Civil de Toledo

La escasez de guardias civiles en nuestra provincia es algo que conocen muy bien los alcaldes y ciudadanos de nuestros pueblos. La demanda de seguridad que es solicitada con insistencia por las zonas rurales bajo competencia del Cuerpo, no es atendida ante la falta de personal lo que provoca una sensación de inseguridad no exenta de razones

El próximo mes de junio se publicará la resolución de la última convocatoria de vacantes. Fueron anunciadas 1.896 plazas para diversas provincias de las que 60 lo son para Toledo. Esto no solucionará el problema puesto que muchos guardias civiles destinados actualmente en Toledo solicitarán otros destinos por lo que este nuevo anuncio de vacantes no sólo no incrementará la plantilla, sino que incluso puede verse mermada si los guardias civiles que se van son más de las 60 vacantes libres anunciadas.  Todo ello suponiendo que esas plazas para la Comandancia de Toledo sean cubiertas en su totalidad.  En el mejor de los casos, nos quedaríamos como estamos, es decir, sin agentes suficientes para vigilar nuestros campos, pueblos y carreteras.

Ante esta  grave situación, la organización de la Guardia Civil sigue funcionando casi como se hiciera en época fundacional, realizando una pésima gestión del personal. De esta manera, se nombran servicios de jardinería, nombrando servicios tan alejados de la función de un guardia civil como es cortar el césped del cuartel por poner un ejemplo ocurrido en nuestra provincia, o seguir prestando servicio de seguridad a algún ex político que dejó su cargo hace una década

Siguiendo con la nefasta utilización de los pocos agentes en servicio, las unidades burocráticas han aumentado su personal de forma desmedida a costa de quitar a Agentes de sus destinos en seguridad ciudadana para pasarlos a oficinas.

Ejemplo claro es lo que ocurre en la Plana Mayor de la Comandancia de Toledo. Esta Unidad burocrática, casi es duplicada la plantilla con personal que han sido detraídos de  sus destinos  en los distintos puestos territoriales de la provincia. Unidades estas últimas con escasísima plantilla, dándose algún caso en el que sólo trabajan en el cuartel un cabo y dos guardias civiles. De esta forma es imposible atender la demanda de seguridad a la que la ciudadanía tiene derecho. La función que la Constitución encomienda a la Guardia Civil es garantizar la seguridad ciudadana y esto es lo que debe primar por encima de cualquier otra función, incluidas las burocráticas

AUGC ha denunciado en innumerables ocasiones esta situación, donde además las comisiones de servicio, fórmula utilizada para retirar guardias civiles de seguridad ciudadana y destinarlos a unidades burocráticas, incurren en fraude de Ley, puesto que la Orden General que regula este tipo de comisiones dice que estas lo serán por el plazo máximo de un año. Para burlar el espíritu de esta norma, la práctica consiste en “descomisionar” a estos agentes en periodos vacacionales y volviéndolos a comisionar una vez finalizado las vacaciones, así año tras años sumando alguno de ellos  hasta ocho años consecutivos. Todo ello, insistimos a costa de las delgadas plantillas de los cuarteles de nuestros pueblos.

Podemos entender, el buen hacer ante los refuerzos de este personal comisionado en unidades policiales que grandes resultados dan de cara al ciudadano y que tan buen  reconocimiento  obtienen de la ciudadanía en general,  en el refuerzo  en  Policía Judicial, EDOA, o Servicios de Información en la lucha contra la delincuencia, tráfico de drogas o la amenaza yihadista. Lo que no es recibo es que se antepongan las labores de oficina a un derecho básico recogido en nuestra Constitución como es el derecho a que los ciudadanos y sus propiedades estén debidamente protegidos. No puede ser aceptable que al mismo tiempo que se duplican las plantillas de unidades de servicios burocráticos, una sólo patrulla sea la que de seguridad a una veintena de poblaciones. Y esto es lo que lamentablemente está ocurriendo.

Desde AUGC no pararemos de denunciar esta situación, utilizando todas las posibilidades a nuestro alcance para acabar con esta pésima organización interna que perjudica de forma directa a la sociedad a la que nos debemos.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.