Los guardias civiles, los parias de los cuerpos policiales en España


09/05/2017

Guardias civiles y policías locales en una localidad costera durante el verano. Guardias civiles y policías locales en una localidad costera durante el verano.

240 euros mensuales será el plus que recibirán los policías que trabajan a turnos pertenecientes a la escala básica de la Policía Nacional durante los meses de verano. Esta cantidad será proporcional para el resto de escalas de este cuerpo. Así se ha informado por parte de la Dirección Adjunta Operativa a cada uno de los sindicatos policiales, en primera instancia, para posteriormente debatir esta medida en conjunto, Administración y sindicatos. El motivo de percepción de esta cuantía obedece a la planificación que se ha realizado desde la DAO de la Policía para afrontar la perdida de potencial de servicio durante los meses de verano, reduciendo un día libre en cada turno de servicio, lo que supone realizar tres servicios más en cada mes. Así pasarán de 2T - 2M - 2N - S - 4L a 2T - 2M - 2N - S - 3L y por ese motivo percibirán a partir de 240 euros, por cada mes de verano, cada miembro de la Policía Nacional.

Desde AUGC una vez más denunciamos como los agentes de la Guardia Civil hemos de soportar la diferencia de trato, de diálogo y de medidas conciliadoras entre dos cuerpos policiales dependientes del Ministerio del Interior, donde la total restricción del derecho de sindicación lastra la falta de acuerdos y la toma de medidas positivas en el seno de la Guardia Civil.

Y es que cabe preguntarse qué medidas organizativas han adoptado los responsables de la gestión de la Guardia Civil. Ante la perdida de potencial de servicio por la Orden General de prestación de servicio, jornada laboral y horarios que entró en vigor en el 2015, los meses vacacionales que reducen aún mas este potencial de servicio precisamente cuando se produce mayor afluencia de turistas, y con un nivel de alerta antiterrorista cuatro sobre cinco en nuestro país, la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil no ha adoptado ni propuesto ni una sola medida. Dos tenientes generales, el director adjunto operativo y el mando de operaciones no han sido capaces de implementar los turnos en la Guardia Civil, a pesar de que esa misma norma de jornada laboral estipulaba que deberían haber entrado en vigor en el año 2016. Y como consecuencia de la ausencia de turnos se produce una pésima planificación del servicio y la adopción de medidas que favorezcan la seguridad ciudadana, así como la conciliación de los guardias civiles y sus familias, o una justa contraprestación económica por el sacrificio realizado durante el mismo. Lo cual ya es difícil, porque para implementar estas medidas debería realizarse una reasignación del complemento retributivo de productividad; y los mandos no están dispuestos a renunciar a su parte del “pastel”; antes que eso parecen preferir de todas a todas, que se deteriore aún más el servicio que la Guardia Civil presta a la ciudadanía.

Y asistiendo a esta debilidad organizativa se encuentra el Director General de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, quién no asume su responsabilidad de introducir cambios en la institución que reduzcan la crispación interna que se vive en las unidades. Los Guardias Civiles estamos cansados de ser siempre los parias de los policías, para nosotros el sacrificio, la abnegación y las normas castrenses, y con ellas también las peores condiciones laborales, los peores sueldos, y la discriminación permanente en cuanto a medidas positivas que mejoren nuestra calidad de vida. La paciencia de estos “sufridores” públicos se está colmando, de modo que es bastante posible que el nivel de conflicto interno en el Cuerpo, se acreciente en los próximos meses.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.