La diferencia de tener sindicatos: cuatro millones para servicios extra de verano para los policías; cero para los guardias civiles


19/06/2017

De nuevo los guardias civiles vuelven a ser discriminados en relación a sus compañeros de la Policía Nacional De nuevo los guardias civiles vuelven a ser discriminados en relación a sus compañeros de la Policía Nacional

El pasado día 14 de junio, los sindicatos de la Policía Nacional recibían una carta del Director Adjunto Operativo donde además de agradecerles su labor sindical, les informaba que se dispondrá de una partida de dinero que rondará los cuatro millones de euros para abonar los servicios extraordinarios que se presten en época estival.

Así, este verano un policía nacional se verá recompensado con 80 euros por jornada realizada en servicios extraordinarios de mañana o tarde, y de 108 euros por las jornadas de noche. Los guardias civiles se quedarán en blanco. Lo mismo cabe indicar respecto a los fines de semana y festivos, que serán pagados a razón de 140 euros por jornada… si eres policía nacional.

Esta partida extraordinaria es fruto de la presión ejercida por los sindicatos policiales, que en mayo mantuvieron una reunión con la Administración donde manifestaron una clara y rotunda oposición a la propuesta de la DGP en relación a los turnos rotatorios durante los meses de verano, proponiendo a su vez una serie de medidas, entre las que se incluía como principal e innegociable, la necesidad de una partida presupuestaria extraordinaria para abonar el exceso de servicios realizados en época estival.

Con esto se demuestra una vez más la importancia de contar con sindicatos para mantener una interlocución eficiente a la hora de reclamar mejoras sociolaborales. Cabe celebrar, en este sentido, el merecido logro obtenido por los compañeros de la Policía Nacional.

Por el contrario, el Generalato de la Guardia Civil no se ha preocupado en solicitar la aprobación de una partida presupuestaria extraordinaria similar para mejorar la seguridad pública de cara a la época estival. Para ellos sólo cuenta llenarse el pecho de medallas y seguir recibiendo sus suculentas productividades. Que los guardias civiles no cuenten con medios, jornada o retribuciones dignos no parece entrar en sus preocupaciones. Tampoco, al parecer, que la seguridad ciudadana pueda resentirse por falta de efectivos durante los meses estivales.

Ante este nuevo agravio resulta especialmente doloroso recordar los brindis al sol realizados recientemente tanto por el ministro del Interior como por parte del director general de la Guardia Civil, reconociendo la diferencia retributiva entre ambos cuerpos y prometiendo su solución. Palabras que si en su momento pudieron servir para despertar algo de esperanza en los guardias civiles, contribuyen ahora a acrecentar su decepción y desmoralización al comprobar que continúan viajando en el furgón de cola de los policías en España: los peor pagados y con los derechos más recortados.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.