Interior niega la condecoración a un guardia civil víctima de atentado terrorista


31/07/2017

AUGC trabaja para cambiar este injusto reparto. AUGC trabaja para cambiar este injusto reparto.

Con el asesoramiento de los servicios jurídicos de AUGC, un guardia civil cordobés consiguió que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le reconociera el derecho a que la Dirección General de la Guardia Civil instruyera un expediente para la concesión de la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Rojo, por el atentado terrorista de ETA que sufrió junto a otros compañeros el 14 de junio de 1986 en la Plaza de la República Dominicana de Madrid. En dicho atentado fallecieron varios guardias civiles y otros como el aludido resultaron heridos.

Sin embargo, pese a lo dispuesto por el citado Tribunal, el Ministerio del Interior denegó la concesión de dicha condecoración, por lo que el agente interpuso recurso ante la Sala de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional, la cual ahora ha dictado sentencia desestimatoria, por lo que los servicios jurídicos de AUGC están estudiando la viabilidad de un posible recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Se da la circunstancia de que esa misma condecoración ha sido concedida a otros guardias civiles que también sufrieron heridas en el mismo atentado terrorista, mientras que le ha sido denegada al agente cordobés. De hecho el TSJM ya puso de manifiesto en su sentencia que la Administración había infringido la igualdad de trato jurídico ante la Ley y en consecuencia procedía estimar el recurso.

Estamos pues ante un evidente caso de discriminación cuyas causas sólo pueden atribuirse a la discrecionalidad mal aplicada, lo cual afecta a la carrera profesional y a los destinos de los guardias civiles. AUGC ha denunciado reiteradamente el sesgado criterio que se aplica en la Guardia Civil a la hora de asignar condecoraciones y medallas, que curiosamente suelen acabar casi siempre prendiendo de las mismas pecheras y siendo acompañadas de suculentas productividades percibidas todos los meses, mientras que los agentes de base deben contentarse, en el mejor de los casos, con una palmadita de consolación. Sin embargo, en el lado opuesto encontramos que los expedientes disciplinarios sí que recaen mayoritariamente sobre los guardias civiles de base que desarrollan servicios operativos y que al parecer no merecen ser condecorados, a pesar de los excelentes servicios que realizan en muchas ocasiones, y a pesar de ser quienes sufren los atentados y las continuas agresiones.

AUGC continuará trabajando para poner fin a esta injusticia y que de una vez por todas la normativa sobre productividad e incentivos al rendimiento sea modificada y se reconozca la labor que desarrollan quienes prestan servicios operativos en cualquier horario y día de la semana.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.