AUGC vuelve a denunciar el riesgo que supone el traslado de detenidos en vehículos sin mamparas


06/07/2017

Dos guardias civiles introducen a un detenido en un vehículo oficial Dos guardias civiles introducen a un detenido en un vehículo oficial

AUGC ha denunciado ante el Consejo de la Guardia Civil, a través de la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General y del Coronel Jefe de la Comandancia de Huelva, lo que ya es una conducta reincidente, que cuando menos debe ser investigada por si pudiera ser considerada como infracción penal o disciplinaria, por parte de los responsables de la Compañía de la Guardia Civil de Moguer, que sistemáticamente están poniendo en riesgo la integridad de los guardias civiles al realizar los traslados de detenidos en vehículos sin mamparas, sin respetar la prevención de riesgos laborales. Una circunstancia que se repite en distintas comandancias del resto de España.

La delegación de Huelva ha denunciado varios traslados realizos este año de detenidos para ingreso en el Centro Penitenciario de Huelva, en un vehículo sin mampara de protección contra las posibles agresiones de los detenidos. Nuevamente en la noche del 22 al 23 de marzo, se procedió al traslado de una detenida desde el Puesto de Lucena del Puerto al calabozo del Puesto de Punta Umbría, y desde allí a la Comandancia. El día 29 de mayo se volvía a realizar un traslado al Centro Penitenciario, sin protección de ninguna clase y en esta ocasión el pasado día 23 de junio, nuevamente se volvía a trasladar un detenido para ingreso en el Centro Penitenciario, en un vehículo que no estaba dotado de mampara, poniendo en riesgo la integridad de los guardias civiles que realizan el traslado y la ultima el pasado día 04 de julio de 2017

Se da la circunstancia que en la Compañía de Moguer, existen tres vehículos mamparas, uno en Punta Umbría otro en Palos de la Frontera y en Moguer.

La legislación no ofrece dudas:

Los turismos con mampara, están especialmente diseñados para traslados de detenidos, presos y penados, y son los adecuados para velar en todo momento por la vida e integridad física, del detenido y los guardias civiles.

Por lo general las conducciones se harán por carretera, en vehículos idóneos, estos vehículos mamparas están dotados de asientos y elementos diseñados especialmente para el traslado de detenidos, mientras que los vehículos oficiales normalmente utilizados para la realización de patrullas, no tienen este tipo de elementos de seguridad, por lo que no garantizan la seguridad en la conducción ni para el detenido ni para los guardias civiles.

Nuevamente, vemos como se pone en riesgo la seguridad de los agente y de los detenidos, por la falta de medios o la falta de ordenes claras y una verdadera aplicación de la normativa de Riesgos Laborales y, aunque se producen denuncias, éstas no se tienen en cuenta, viéndose los guardias civiles abocados a poner en riesgo su integridad, sin que se tomen medidas adecuadas por parte de la cadena de mando, se está esperando quizás a que ocurra alguna desgracia para poner remedio, no consideramos que ordenar la utilización para los traslados de detenidos en mamparas sea algo complicado de hacer.

Por este motivo AUGC nuevamente ha puesto otra denuncia ante las distintas autoridades que tienen competencias para solucionar el problema, pero las esperanzas de que se solucionen son mínimas, al igual que ha ocurrido otras muchas veces cuando se produzca la agresión o la fuga de un detenido se abrían los expedientes disciplinarios para los guardias civiles, pero no para los mandos que en este caso incumplen la prevención de riesgos laborales y no ordenan los traslados de detenidos en vehículos adecuados, no valen escusas, si están averiados, deben ser reparados.

Si no existen, deben ser dotados de este tipo de vehículos, si existieran y no se dieran las órdenes oportunas para su utilización deben ser investigados los hechos y depurado las responsabilidades que sean necesarias para solucionar este problema y dar seguridad necesaria a los trabajadores de la Guardia Civil, lo contrario significa que nuevamente para justificar una falta de medios o para justificar una falta de ordenes claras, se pone en peligro de agresión a los guardias civiles que prestan el servicio y que a pesar que existen normas internas estas no se cumplen y no existe ninguna responsabilidad por parte de nadie de la cadena de mando.

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.