Las asociaciones y sindicatos de Guardia Civil y Policía Nacional damos un paso al frente y decimos 'sí' a la propuesta de equiparación de Interior


Ante la falta de garantías para proteger el sondeo frente a un nuevo ataque informático


07/03/2018
Visitas: 6819

Facebook Twitter Whatsapp
Guardias civiles y mossos d'Escuadra. Guardias civiles y mossos d'Escuadra.

Después de informar sobre el ataque masivo recibido por el servidor que alojaba la web destinada a sondear la opinión de los miembros de sindicatos de PN y asociaciones de GC sobre la última propuesta de equiparación salarial del Ministerio del Interior, hemos mantenido varias reuniones con los especialistas, no de la empresa que organizaba esta consulta sino de la multinacional que daba soporte tecnológico a la misma. De estas citas, las primeras el lunes por la noche y otras en la mañana del martes, obtenemos ya una conclusión: existía una elevada probabilidad, que se acercaba prácticamente al 100%, de que se repitiese un ataque de estas características si anunciábamos un nuevo sondeo, ya que hay trazas suficientes como para asegurarlo y tenemos información muy precisa sobre nuevos intentos, anoche mismo, de tumbar la página web de alguna de las organizaciones que formamos parte de esta unidad de acción. Por tanto, el episodio de ayer no fue aislado y el intento de boicot se reprodujo en las horas siguientes.

Al margen de las acciones que ya estamos ejercitando -hoy miércoles comparecemos en dependencias de la Unidad Central policial correspondiente, con toda la documentación recopilada, para llegar hasta las últimas consecuencias, en el orden operativo y, en su día, en el judicial- el no disponer de la garantía suficiente para reiniciar este proceso -sólo hay una empresa española que nos garantizaba blindar, con el nivel de riesgo que tenemos detectado, un proceso así y es la que se encarga de los sistemas electorales en nuestro país, con el elevado coste que eso tendría y el tiempo que requeriría- nos ha llevado a reunirnos y aprobar, de manera unánime y con completo consenso, una decisión que supone asumir nuestra responsabilidad y no dejarla en manos de los compañeros, sobre todo en un clima interno que se ha tensionado hasta llegar a desbordar, en redes sociales y chats de mensajería, los límites del civismo, la educación y hasta, en ocasiones muy determinadas, el respeto a la legalidad. Entendemos que son momentos muy difíciles y que no debemos prolongar más esta tensión.

Por ello, hemos decidido acudir a la cita prevista con el Secretario de Estado de Seguridad este jueves, a las 09:00 horas, y firmar la propuesta de acuerdo que ofrece el Ministerio del Interior y que supone un incremento salarial mensual medio en el periodo 2018-2020 de 561 euros para policías nacionales y 720 para guardias civiles, con cifras que serán aún mayores, y más en el caso de que por parte de la consultoría externa así se determine, para las Escalas medias e inferiores . En nuestra reflexión han pesado varios elementos, aunque destaca el hecho de que una consultora externa vaya a revisar este mismo año los cálculos de Interior y que, en caso de que la equiparación real con los Mossos requiera más dinero, se pondrá sobre la mesa.

Esta decisión supone ejercer una responsabilidad: la de valorar que los centenares de miles de ciudadanos que ya están en las calles presionando para acogerse a equiparaciones salariales similares están presionando al Gobierno hacia un escenario en el que va a tener que repartir y priorizar. Jubilados, militares, médicos, funcionarios de justicia y un largo etcétera que ya están sacando a la calle, con todo el derecho del mundo, sus justas reivindicaciones. En este escenario,
1.207 millones de euros (807 de ellos, sólo para equiparación) es una cifra que no puede ser valorada en coordenadas de 'todo o nada'. Porque la cuerda tiene un fin y ese final puede ser la ruptura. Y este Gobierno necesita tener Presupuestos Generales, pero no es verdad que sólo los vaya a haber si Ciudadanos vota a favor (y este dato es fundamental). Se pueden prorrogar y, en ese escenario, la firma de este acuerdo tiene garantía presupuestaria, mediante Real Decreto-Ley.

Algunos opinarán que la cifra de 1.500 millones es la única admisible. Que debemos seguir tirando de la cuerda hasta llegar a ese presupuesto. Que el Gobierno está 'contra las cuerdas' y que sólo es admisible el todo o nada. Es arriesgado, nunca antes ha funcionado y quienes diseñan estos mensajes no están pensando en términos de responsabilidad. Pero llevamos más de 7 años con sueldos recortados desde las medidas impuestas en la función pública en junio de 2010 por la crisis. Y eternizar este acuerdo hasta el infinito supone arriesgarse a perder la baza que ahora tenemos para seguir negociando (recordamos, la cifra es revisable al alza si la consulta establece que hace falta más dinero para la equiparación total) y que otros colectivos empiecen a conseguir parte de un pastel que ahora creemos es exclusivamente nuestro. Todos tenemos familias, mujeres, maridos, hijos, parejas... Y esta firma supone aceptar el presupuesto (que empezaría con una inversión, con carácter retroactivo al 1 de enero, de 500 millones de euros que, una vez se apruebe, entraría en nómina la cifra de los meses anteriores) para iniciar la recuperación del poder adquisitivo perdido.

Fijaos bien que hablamos de responsabilidad. No hay euforia ni triunfalismo. Se trata de asumir la responsabilidad y ejercerla con sus consecuencias, sin trasladarla a nadie más. Los que están más empeñados en vaciar el espacio que ocupamos sindicatos y asociaciones van a reproducir sus ataques; pero lo harán desde la comodidad de no tener que elegir entre lograr un aumento medio mensual en tu nómina de varios cientos de euros o quedarse fuera de juego cuando cualquier otro colectivo logre abrir el melón del por qué no asignarles a ellos más dinero público y no tanto a nosotros. Les pedimos responsabilidad, porque están provocando situaciones muy graves, y escrupuloso respeto, aunque sea desde la discrepancia, para no incurrir en actuaciones al margen de la legalidad que no quedarán impunes.

Finalmente, a los miles y miles de compañeros/as que nos habéis llamado, escrito correos o enviado mensajes en redes sociales para trasladar ánimo y apoyo, os damos las gracias de todo corazón. También a quienes habéis criticado desde el respeto y la argumentación reflexiva. Si aún queréis apoyar con un acto personal el "sí", os convocamos a concentrarnos en la calle Amador de los Ríos de Madrid este jueves, a las 09:00 horas. Esto es un punto y seguido.

Puedes descargarte este comunicado en formato PDF en el archivo adjunto

Adjuntos:

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.