AUGC denuncia la celebración de unas pruebas psicofísicas para el ascenso a Cabo bajo unas condiciones meteorológicas inadecuadas


Reiteramos nuestra solicitud de que en la celebración de estos procesos estén presentes representantes de las asociaciones profesionales que velen por el adecuado desarrollo de los mismos.


Facebook Twitter Whatsapp
Estado de las instalaciones durante los días en que se desarrollaron las pruebas. Estado de las instalaciones durante los días en que se desarrollaron las pruebas.

Una vez más, AUGC tiene que denunciar unas graves irregularidades en un proceso de promoción interna en la Guardia Civil. En este caso nos referimos a las pruebas psicofísicas para el ascenso al Empleo de Cabo que tuvieron lugar los passados días 9 y 10 de abril en la localidad madrileña de Valdemoro.

Pese a que las condiciones meteorológicas condicionaron totalmente este proceso -que se celebró en un escenario completamente inadecuado, con medios insuficientes y una organización lamentable-, éste se llevó a cabo sin mayor consideración hacia los participantes. Durante toda la mañana del lunes y del martes el frío y la lluvia fueron constantes, y los guardias que salían a la pista de atletismo se agolpaban bajo el tendejón que hay en la parte central de la grada, que resultó insuficiente para resguardar del agua a tantas personas, teniendo que permanecer a la intemperie muchos de ellos.

Con todo y a pesar de que con esas condiciones meteorológicas seguramente se hubiera suspendido cualquier prueba de atletismo que se precie, las pruebas siguieron su curso, lo que claramente afectó a los tiempos marcados e incluso provocó varias lesiones por resbaolones en la pista.

Una vez finalizada la prueba de velocidad se regresaba al pabellón a realizar la prueba de fuerza y de ahí, sin poder ducharse, a cumplimentar formularios de personalidad. Para cumplimentarlos se repartieron a opositores por distintas aulas, yendo algunos de ellos al comedor del Colegio de Guardias, donde hubo guardias que tuvieron que rellenar los formularios mientras a su lado había gente comiendo.

Todo esto resulta impropio de una Institución como la Guardia Civil y desde luego no está a la altura de los profesionales que han participado en el proceso, las instalaciones y la planificación han sido evidentemente deficientes y han podio alterar un proceso en el que se supone que todos han de tener las mismas condiciones. 

Algunos opositores que aprobaron las pruebas de conocimientos y que en condiciones normales hubieran hecho los tiempos requeridos para las pruebas físicas, se han quedado fuera del proceso por estas circunstancias externas y otros muchos han terminado lesionados y causarán baja en sus respectivas unidades, todo por una planificación deficiente, un criterio erróneo en contra de toda lógica y unas instalaciones totalmente obsoletas.

Desde AUGC queremos reiterar la solicitud de que en este tipo de pruebas estén presentes representantes de las asociaciones profesionales, de manera que puedan velar por su correcto desarrollo. No resulta de recibo que los guardias civiles que afrontan estos procesos se encuentren indefensos ante la arbitrariedad de un mando que pueda decidir sin traba alguna sobre una prueba en la que los compañeros se juegan su futuro profesional
 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte