Resumen de la segunda reunión de la Comisión Técnica de Seguimiento del acuerdo de Equiparación salarial


La Dirección General ya ha conseguido dividir a las Asociaciones de Guardias Civiles. Y si siguen persistiendo en su actitud, no les va a quedar más remedio que plantear “su propuesta”, solamente apoyada por las Asociaciones Clasistas, mientras que los que aglutinamos a la mayor parte de los Guardias Civiles haremos llegar nuestros planteamientos directamente a la Secretaría de Estado.


26/04/2018
Visitas: 14047

Facebook Twitter Whatsapp
El director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, junto con altos mandos en un acto celebrado en la Dirección. El director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, junto con altos mandos en un acto celebrado en la Dirección.

Ayer, día 25 de abril, tuvo lugar la segunda reunión de la Comisión Técnica de Seguimiento del acuerdo de Equiparación donde se analizaba la propuesta trasladada por la Dirección General de la Guardia Civil,  de la cual ya informamos. Esta segunda reunón finalizó sin acuerdo, y con dos posturas claramente diferenciadas.

Por un lado, las Asociaciones que aglutinamos a Guardias Civiles de todos los empleos - AUGC, AEGC y UniónGC – nos hemos posicionado por seguir las pautas que se habían trazado en las negociaciones llevadas a cabo en la Secretaría de Estado de Seguridad y que fructificaron en el acuerdo de equiparación firmado el pasado día 12 de marzo, y que consistían en lo siguiente: en el año 2018 distribuir la parte que se ha asignado a Guardia Civil, de forma lineal; en el año 2019 equiparar puesto de trabajo por puesto de trabajo; y en el último año, ya con el informe de la Auditoría externa a nuestra disposición, realizar los ajustes necesarios para llegar a la equiparación total.

Pero por otro lado, la Dirección General de la Guardia Civil, apoyada por las Asociaciones Unión de Oficiales, ASESGC y APROGC, persisten en la idea de invertir 14/15 millones en solucionar lo que denominan “disfunciones” que existen en algunos CES, y en mejorar determinados puestos de trabajo que pese a no tener esos “problemas”, van a percibir una subida sensiblemente superior a la media, lo que en la práctica puede significar que determinados empleos y puestos de trabajo ocupados por mandos del Cuerpo salgan favorecidos en este primer reparto, bajando lógicamente el promedio lineal que correspondería a todos los guardias civiles.

Ello debido a que si de entrada se ha asignado a la Guardia Civil, presupuestariamente para el 2018, 182 millones de euros, en función del número de efectivos y de la diferencia de CES que arrastramos con Policía Nacional desde 2007; pero de ellos 18,2 millones deben ir destinados a productividad, y otros 15 millones a solucionar las mencionadas “disfunciones” que nada tienen que ver con la equiparación, queda claro que la cantidad que quedaría destinada a reparto lineal será sensiblemente inferior a las cifras que inicialmente se barajaban.

Igualmente, se nos planteó una solución alternativa por parte de Unión de Oficiales y apoyada por la Dirección General y por ASESGC: realizar un reparto lineal pero teniendo en cuenta el IRPF, esto es, se pretendía que un General percibiese una subida bruta mayor que un Guardia Civil porque le descuentan más IRPF. Totalmente inaceptable.

Si a ello añadimos que de forma genérica, las Asociaciones adolecemos de falta de información, dado que desde la Dirección General no se nos facilitan todos los datos necesarios, el posicionamiento propuesto por AUGC, AEGC y UniónGC, no puede ser otro que señalar dos líneas de trabajo: o bien, dedicar todo el montante a un reparto lineal; o bien solucionar las mencionadas “disfunciones”, elevando los CES más bajos (Núcleos de Servicios, UPROSE y Centros Penitenciarios, Núcleos de Reserva, etc.) en la proporción que se han cuantificado (15 millones), pero repartidos en los tres años (5 millones cada año), y por supuesto, el resto del montante, de forma lineal.

La negativa rotunda de ASESGC y UO a nuestro posicionamiento y disposición a llegar a un acuerdo razonable para todos, se basa en que ya se han generado unas expectativas a determinado número de Guardias Civiles, entre los que lógicamente se encuentran muchos de sus afiliados, es decir, los Jefes de Unidades. No olvidemos, que es precisamente el colectivo de Jefes de Unidad los que salieron mucho más beneficiados con la Orden General de Incentivos al Rendimiento y que aún estamos esperando la subida que se prometió cuando hubiese dinero para mejorar los nocturnos y festivos a través de la subida del 19% al 25% de la ERG2.

Por otra parte, para AUGC aumentar el CES de núcleos de servicio es necesario, pero dentro del concepto de equiparación, no para arreglar disfunciones que no forman parte de la equiparación, sino que son consecuencia de la obsolescencia de la propia Guardia Civil. En este sentido es necesario volver a recordar el absolutamente discriminatorio reparto de la Productividad, siempre a favor de los altos mandos y en detrimento de los trabajadores de base, que son mayoría en el Cuerpo.

En definitiva, de momento, la Dirección General ya ha conseguido dividir a las Asociaciones de Guardias Civiles. Y si siguen persistiendo en su actitud, no les va a quedar más remedio que plantear “su propuesta”, solamente apoyada por las Asociaciones Clasistas, mientras que los que aglutinamos a la mayor parte de los Guardias Civiles haremos llegar nuestros planteamientos directamente a la Secretaría de Estado.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.