AUGC vuelve a denunciar la falta de efectivos en la Guardia Civil ante la próxima celebración de las fiestas patronales de numerosos municipios


El pasado año se produjeron graves altercados en varias localidades de Madrid que pusieron en grave peligro la integridad de los guardias civiles


Facebook Twitter Whatsapp
Captura de un informativo de Antena 3 en el que se informaba de los incidentes producidos en las fiestas de Majadahonda (Madrid) el pasado año. Imagen de un informativo de Antena 3 en el que se informaba de los incidentes producidos en las fiestas de Majadahonda (Madrid) el pasado año.

AUGC lleva años denuciando reiteradamente la falta de efectivos en la Guardia Civil. Los recortes de personal sufridos en el Cuerpo durante los últimos años provocan no sólo que el medio rural se encuentre cada vez más desprotegido, sino que en ocasiones cada vez menos puntuales los guardias civiles se enfrenten a situaciones muy delicadas en las que la escasez de agentes llega a poner en riesgo su propia integridad.

Sucesos como los recientes y reiterados ataques de los narcotraficantes y personas afines a estos contra guardias civiles en la zona del Campo de Gibraltar suponen un claro ejemplo de esta carencia de medios. 

Otra muestra de la falta de efectivos y su consecuencia directa sobre los guardias civiles es la que tiene lugar frecuentemente en los dispositivos que se organizan para dar seguridad a las fiestas de los municipios. Así fue el pasado año en la Comunidad de Madrid, donde se registraron graves incidentes en distintas localidades.

Ante la próxima celebración de estas fiestas donde el pasado año se produjeron graves situaciones, la delegación de AUGC en Madrid ha emitido esta mañana un comunicado en el que insta a no repetir los errores del año pasado y a llevar a cabo una mejor gestión de los recursos de la Guardia Civil. AUGC Madrid calcula que existe un déficit, solo en Seguridad Ciudadana de la Comunidad de Madrid, de más de 400 efectivos.

Además, AUGC defiende que la mejor solución para evitar disturbios y garantizar la seguridad de los agentes y los ciudadanos pasa, junto con la recuperación de la plantilla a niveles anteriores a la crisis, por la reorganización de las unidades y una mejora en la gestión de los recursos humanos y de la coordinación entre las distintas fuerzas de seguridad. Siendo la falta de personal y de medios evidente, esta reorganización mejoraría la eficacia y permitiría que las patrullas se encontraran destinadas donde fueran necesarias.

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte