AUGC aclara que la seguridad de las prisiones sí está garantizada por los guardias civiles


La seguridad de las prisiones sí está garantizada por los guardias civiles, al contrario de lo que ha salido publicado en algunos medios de comunicación recientemente. AUGC aclara que lo que los guardias civiles no están autorizados a hacer es a asumir competencias que son exclusivas de los funcionarios de prisiones, como el servicio en las unidades de acceso.


25/07/2018
Visitas: 4485

Facebook Twitter Whatsapp
Prisiones Un guardia civil de UPROSE

Ante las noticias aparecidas en prensa acerca del servicio que prestan los guardias civiles en las prisiones de la Comunidad de Madrid y en la cárcel de Málaga, desde AUGC queremos aclarar que las unidades de acceso o “garitas de acceso” son competencia exclusiva de los funcionarios de prisiones al ser consideradas seguridad interior, tal y como establece el artículo 69 del Reglamento Penitenciario y el art. 305 del R.D. 1201/1981, por lo que no pueden ser prestados esos servicios por la Guardia Civil.

Este reglamento, publicado mediante Real Decreto 190/1996, de 9 febrero, en su Sección 2ª diferencia entre Seguridad Exterior y Seguridad Interior, quedando la exterior en manos de la Fuerzas de Seguridad y la Interior a cargo de los funcionarios de prisiones.

En este sentido, los guardias civiles prestan seguridad al funcionario de prisiones mientras realiza su servicio en las “garitas de acceso”, pero no pueden asumir sus funciones ni mucho menos cubrir su servicio, ya que se estaría incumpliendo el Reglamento Penitenciario y no tenemos competencias legales para realizar estos cometidos. AUGC considera que los guardias civiles no pueden, ni deben, ser utilizados como recambios para que los funcionarios se ausenten o no presten servicio por las noches en las “garitas de acceso”, cosa que no se hace en ningún centro penitenciario de España. Ante la escasez de personal de Instituciones Penitenciarias, no deben ser los guardias civiles los que cubran ese hueco.

Es necesario un aumento de funcionarios de prisiones y un reconocimiento del carácter de autoridad en el transcurso de su trabajo dentro de los centros penitenciarios y ante las agresiones cometidas contra ellos, cosa que desde AUGC apoyamos y reivindicamos. Pero los guardias civiles no deben realizar funciones que no les pertenecen y, menos aún, realizar controles de acceso para cubrir a los funcionarios que no los realizan o ser meros porteros para la custodia del acceso y seguridad de las viviendas de los funcionarios.

Nuestro cometido es la seguridad exterior de las prisiones, labor que es prestada de manera eficiente por los guardias civiles allí destinados mediante el establecimiento de las medidas apropiadas, tanto de día como de noche. Por lo tanto, ningún centro penitenciario queda desprotegido durante la noche.

AUGC ha apostado siempre por que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad garanticen la seguridad exterior de los Centros Penitenciarios de toda España, en especial de aquellos que son competencia de la Guardia Civil y son custodiados por personal destinado en unidades y servicios de Protección y Seguridad, Secciones de Seguridad Penitenciaria, Núcleos de Servicios y, en la Comunidad de Madrid, la UPROSE. Cada centro penitenciario debe ser analizado y estudiado, para establecer los diferentes puntos y cometidos necesarios para realizar la seguridad exterior, labor que debe realizar la Guardia Civil a través del SEPROSE y los diferentes servicios técnicos.

Por otro lado, el elevado número de conducciones solicitadas por Instituciones Penitenciarias, muchas de ellas de dudosa necesidad y que causan, por lo tanto, un gasto inútil a la Administración Pública, hacen que sea necesario un aumento de personal en la UPROSE, con el objetivo de garantizar el exacto cumplimiento de la Orden General de Jornada Laboral a todo el personal destinado en las unidades dependientes de esta y una mejora de la conciliación de vida familiar y laboral, así como una dotación de vehículos modernos y con las medidas de seguridad y climatización correctas.

Desde la Delegación de Madrid de AUGC y la Comisión SEPROSE reclamamos, además del aumento del personal que presta servicio de conducciones y seguridad en las diferentes prisiones de Madrid, como medio de garantizar su seguridad y la de las personas que custodian, unas mejores retribuciones y una formación específica, ya sea en las Jornadas PATIO, las cuales tienen un alto grado de implantación en la UPROSE, o mediante Jornadas específicas de Seguridad Penitenciaria.

La Coordinadora SEPROSE y la Delegación de Madrid de AUGC siempre han apostado por una especialización del personal que presta servicio en estas unidades, que son los grandes olvidados por parte de la Dirección General de la Guardia Civil. Sin embargo, consideramos que la Dirección General y la Jefatura de Enseñanza no puede obviar la especial labor que prestan estos componentes, los cuales se merecen una formación específica y adecuada a sus funciones y labores propias, pero tampoco Instituciones Penitenciarias debe olvidar a los guardias civiles que ocupan sus dependencias, muchas de ellas abandonadas, sin mantenimiento, en condiciones penosas y con una higiene que deja mucho que desear frente a aquellas que ocupan los funcionarios de prisiones que sí reciben mantenimiento.

AUGC seguirá luchando por el reconocimiento de esta especialidad y la mejora de sus condiciones laborales y de sus medios físicos y formativos.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Eso es la teoría y es muy bonita, pero la realidad es otra...

    Creado el 04/08/2018 a las 18:56 por Sergio
No se permiten más comentarios.