La mitad de los guardias civiles del puesto cordobés de Peñarroya cambian de destino y el Puesto queda en situación crítica


AUGC Córdoba lleva mucho tiempo reclamando la creación de un Puesto Principal en Peñarroya, mientras que en los últimos ocho años la plantilla de dicha unidad ha caído más del cincuenta por ciento


20/08/2018
Visitas: 14494

Facebook Twitter Whatsapp
Cuartel de la Guardia Civil de Peñarroya-Pueblonuevo Cuartel de la Guardia Civil de Peñarroya-Pueblonuevo

Hace unos días se ha publicado la asignación provisional de destinos, por lo que próximamente siete guardias civiles destinados en el Puesto de Peñarroya (Córdoba) se marcharán a distintos destinos de ésta y otras provincias (Ciudad Real, Jaén y Sevilla), mientras que tan sólo se incorporará uno nuevo, por lo que la plantilla quedará en nueve efectivos, lo cual supone un descenso del 55% respecto al personal disponible en 2010.

Por lo tanto, si durante los últimos años el Puesto de Peñarroya tenía un grave déficit de plantilla, ahora va a quedar en una situación crítica. Desde hace mucho tiempo, los efectivos de esa unidad sólo pueden prestar casi exclusivamente servicios de puertas y atención al ciudadano en las dependencias oficiales, sin poder sacar apenas patrullas a la calle, por lo que la vigilancia e incidencias tienen que cubrirlas los Puestos de otras poblaciones próximas. Pero ahora, con la situación generada, además esas otras unidades tendrán que realizar también servicios de atención al ciudadano en Peñarroya.

La situación es tan grave que la jefatura de la Guardia Civil en la provincia de Córdoba está buscando voluntarios para ser comisionados temporalmente el Puesto de Peñarroya, pero será difícil encontrarlos porque no conlleva compensación económica de ningún tipo.

El principal motivo de los guardias civiles para cambiar de destino es la aproximación a poblaciones donde residen sus familiares, pero en el caso de Peñarroya también han influido mucho otras circunstancias laborales, como la sobrecarga de trabajo, la imposibilidad de prestar servicios de patrulla, y el agravio comparativo con los compañeros de otras unidades al no poder desempeñar comisiones de servicio más duraderas y mejor retribuidas (Operación Verano, Campaña Fresera, etc.). Desde hace mucho tiempo los guardias civiles de Peñarroya están desbordados y sin motivación, situación que también afecta a los mandos, los cuales permanecen muy poco tiempo en dicha unidad y cambian de destino en cuanto pueden.

A la vista de lo anterior, no es de extrañar que durante los primeros siete meses de 2018 el Puesto de Peñarroya haya registrado más delitos que otras unidades con poblaciones mayores, como ocurre por ejemplo en Montilla, donde se han producido menos delitos que en Peñarroya a pesar de contar con el doble de habitantes, en lo cual sin duda influye decisivamente que Montilla dispone de un Puesto Principal y consecuentemente de una plantilla mucho más numerosa.

El grave déficit de recursos humanos conlleva que Peñarroya siempre figure en el ránking de poblaciones con mayor número de delitos, pero además, al no poder realizar servicios de patrulla y no poder dedicar efectivos a cometidos de investigación, el resultado es que dicha localidad presenta uno de los índices de esclarecimiento de hechos delictivos más bajos, apenas un 11%, mientras que en los puestos principales de la provincia ese índice oscila entre el 20% y el 50%. De hecho, el número de detenidos durante los siete primeros meses ha caído de 39 en 2017 a 21 en 2018.

Otro aspecto al que afecta considerablemente esa carencia de efectivos es el de la violencia de género, porque en estos casos es necesario un seguimiento permanente y una vigilancia habitual, lo cual es casi imposible cuando no se dispone de patrullas en la calle. Debe tenerse en cuenta que el Puesto de Peñarroya aglutina actualmente el mayor número de víctimas de este tipo con medidas vigentes, más de cuarenta, por encima incluso de Puestos Principales que disponen de personal dedicado exclusivamente, así como que los delitos de malos tratos en el ámbito familiar se han incrementado más del doble en dicha población durante los siete primeros meses de 2018 respecto al mismo período de 2017.

Por todo ello, AUGC lleva ocho años reclamando que se amplíe considerablemente la plantilla de la Guardia Civil en Peñarroya, así como que se cree un Puesto Principal con áreas específicas de prevención e investigación para combatir la delincuencia. A AUGC le consta que la jefatura de Córdoba se está forzando para intentar encontrar soluciones, pero desde la Dirección General de la Guardia Civil se viene ninguneando a esta provincia durante muchos años en lo que se refiere a recursos humanos y medios.

Ante ese inmovilismo y teniendo en cuenta la preocupante situación que se ha generado, AUGC está haciendo gestiones para reunirse lo antes posible con el Alcalde de Peñarroya, al objeto de informarle y para aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones, que deben llegar lo antes posible desde el Ministerio del Interior y desde la Dirección General de la Guardia Civil. En materia de seguridad ciudadana no deben caber recortes presupuestarios ni priorizarse planteamientos políticos.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte