AUGC Málaga imparte entre sus afiliados un curso de primeros auxilios, RCP y manejo DESA


Desde AUGC queremos que esta formación llegue a todo agente de la Guardia Civil que presta servicio de cara al ciudadano.


28/01/2019
Visitas: 228

Facebook Twitter Whatsapp
Tres afiliados de la delegación de AUGC en Málaga practicando ejercicios de reanimación en el curso. Tres afiliados de la delegación de AUGC en Málaga practicando ejercicios de reanimación en el curso.

Por parte de la delegación en Málaga de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), asociación representativa mayoritaria en el Cuerpo de la Guardia Civil, decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil, se ha celebrado, en colaboración con el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Málaga, un curso de primeros auxilios, soporte vital básico (SVB) y manejo de desfibrilador semiautomático el pasado 23 de enero.

Desde AUGC sabemos lo importante que es la formación de los guardias civiles en todo tipo de aspectos que puedan redundar en una mayor calidad del servicio que prestan a la ciudadanía, apostando, dentro de sus planes de formación, por organizar cursos o jornadas formativas como la llevada a cabo el día 23, donde los agentes han podido aprender las nociones básicas en primeros auxilios, como las de cómo actuar ante un ictus, una quemadura, una herida por arma blanca, amputación, herida por armas de fuego o paradas cardiorrespiratorias.

Los guardias civiles, como primeros intervinientes que son, son requeridos en multitud de ocasiones para atender este tipo de incidencias en la calle, cada vez más frecuentes, donde los agentes, carentes de formación oficial por parte de la Dirección General de la Guardia Civil (DGGC) en esta materia, muchas veces llegan los primeros al lugar de la emergencia donde son requeridos, que en muchos casos son emergencias médicas, como paradas cardiorrespiratorias, ahogamientos en playas o piscinas, atragantamientos o lesiones graves, pero a su vez, los agentes no disponen ni de la formación adecuada, ni de los medios deseables y necesarios para llevar a cabo su labor de forma más efectiva para actuar.

Hay que recordar, que los agentes de las FCSE, tienen como misión principal velar por los derechos y libertades de los ciudadanos, entre los que se encuentra, como no, el derecho a la vida y a su integridad personal, por lo que desde AUGC se apuesta por formar a los agentes en este tipo de situaciones, toda vez que entendemos que aun no siendo personal sanitario, el ciudadano espera una respuesta de un servicio público de emergencia como es la Guardia Civil, no concibiendo que, ante la llegada de una patrulla a una urgencia médica, los agentes no sepan cómo actuar ante determinada situación vital.

El curso ha constado, en jornada de mañana y tarde, sobre aprender los conocimientos básicos ante un ictus, infarto agudo de miocardio, hipoglucemia, picaduras y mordeduras de animales, quemaduras, amputación traumática, heridas por arma blanca y de fuego, torniquete,  pérdida de conciencia, golpe de calor, teoría sobre el soporte vital básico y maniobras de resucitación cardio pulmonar (RCP), así como manejo del desfibrilador externo semiautomático (DESA), aparatos cada vez más visibles en vías y establecimientos públicos de gran afluencia de personas que son usados para revertir una fibrilación cardiaca que puede ser mortal de necesidad.

Desde AUGC queremos que esta formación llegue a todo agente de la Guardia Civil que presta servicio de cara al ciudadano, ya que, no parece que desde la DGGC le den la importancia que tiene y que ciertamente, salva vidas.

Los alumnos de las nuevas promociones dan no más de dos horas de formación en RCP en la academia de formación, pero son miles los que no tienen ningún tipo de formación, habiendo un plan de formación en la Comandancia de Málaga que teóricamente enseña a los agentes en esta materia pero que al ritmo que lleva, tardarían en hacerlo todos unos 15 años o más, ya que van pocos agentes a realizarlo a la Comandancia por año, dándose la circunstancia que incluso lo realizan personal dedicado a tareas burocráticas en vez de los agentes que están a pie de calle o con trato con el ciudadano.

Queremos y deseamos, que por parte de la DGGC se agilice esta formación para que llegue a todos miembro del Cuerpo, se implante en las jornadas PATIO anuales (Plan Anual de Técnicas de Intervención Operativa) y así los agentes de la Guardia Civil puedan saber cómo revertir una parada cardiorrespiratoria llegado el caso, con solvencia, así como se dote a los coches patrulla de un DESA,  conviertiéndose así en vehículos patrulla cardiosaludables, como ya disponen algunas policías locales de la provincia, como la de Fuengirola, así como se dote de botiquines con material para contención de hemorragias, torniquetes o heridas graves que requieran una inmediata intervención, no teniendo que adquirir, como ya sucede, el material de su propio bolsillo para dar un servicio eficaz y merecido al ciudadano.

Queremos destacar que los guardias civiles que han asistido al curso lo hacen en su día libre o usando días de asuntos particulares, ya que a diferencia de los compañeros de Policía Nacional, los guardias civiles no disponen de días de sindicación que les exima de prestar servicio para estos menesteres.

Así mismo, los gastos de la organización del curso son sufragados al 90% por AUGC, saliendo de los presupuestos e ingresos que no son otros que los de las cuotas de sus socios, al no contar con otra fuente de ingresos o subvención alguna como ocurre con los sindicatos de la Policía Nacional.

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.