AUGC Cáceres denuncia el apoyo espurio e interesado que la ‘guardia pretoriana’ de agentes afines presta al mando que acosa a su secretario general


Desde los servicios jurídicos de AUGC se está trabajando en el Recurso contra la Resolución sancionadora que impone la perdida de destino de nuestro Secretario General, su destierro; de igual manera se está valorando, para en el caso que se estime oportuno, interponer las acciones legales que correspondan con el objeto de depurar las responsabilidades en ésta situación.


08/03/2019
Visitas: 2450

Facebook Twitter Whatsapp
Juan Carlos Gómez Alcaraz, recibiendo la medalla que ganó en 2015 por su valiente actuación. Juan Carlos Gómez Alcaraz, recibiendo la medalla que ganó en 2015 por su valiente actuación.

Como viene siendo habitual cada vez que la delegación de AUGC en Cáceres emite una nota de prensa denunciando los abusos y el caciquismo de los mandos en la provincia, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil vuelve a erigirse en defensora de los privilegiados en detrimento de los trabajadores de base.

Como se recordará, en la nota difundida por AUGC el pasado viernes 1 de marzo se daba cuenta de la persecución sufrida en los últimos meses por parte del secretario general provincial de la delegación de Cáceres, Juan Carlos Gómez Alcaraz, un acoso sistemático por su condición de representante de los trabajadores que ha concluido con la sanción de pérdida de su destino en la Comandancia.

En primer lugar, cabe recordar que desde los servicios jurídicos de AUGC se está trabajando en el Recurso  contra la Resolución sancionadora que impone la perdida de destino de nuestro Secretario General, su destierro; de igual manera se está valorando, para en el caso que se estime oportuno, interponer las acciones legales que correspondan con el objeto de depurar las responsabilidades en ésta situación.

Por otro lado, desde AUGC desmentimos rotundamente que, como afirma UO, la mayor parte de los componentes de la unidad USECIC en la que trabaja Alcaraz estén de parte del mando. La realidad, por el contrario, es que dicha unidad se encuentra dividida en dos grupos a causa de las reiteradas instigaciones del citado mando en contra de los representantes y afiliados de AUGC. En este sentido, no resulta extraño que varios de los agentes que se alinean en este segundo grupo hayan sido ya expedientados hasta un total de 4 componentes, incluido el propio Alcaraz, a cuyo favor se han manifestado estos trabajadores en todo momento, además de otros compañeros que no están dentro del grupo afín al mando.

En el grupo de afines al teniente, sin embargo, leales siempre por su propio interés, se inscribe un agente que fue condenado en sentencia firme por tres delitos, al que protegieron con una irrisoria sanción de cinco días de haberes, y eso fue solamente a instancias de AUGC, porque hasta entonces la situación permanecía oculta. Precisamente este guardia civil condenado fue uno de los testigos presentados por el mando en el expediente contra el representante de AUGC, algo insólito si se tiene en cuenta que llevaba dos años comisionado, sin que por lo tanto pudiera ser testigo de ningún hecho por los que el teniente dio parte contra nuestro Secretario.

Por el contrario, en la inmaculada trayectoria de Juan Carlos Gómez Alcaraz cabe destacar incluso la condecoración que le impuso el Director General en 2015 por su papel en la detención de un peligroso criminal que cometió dos asesinatos en Cazalegas (Toledo) y Badajoz, cuyo caso fue dado a conocer en los medios de comunicación como el 'Pistolero de Plasencia', y que terminó con la muerte del asesino por arma de fuego. Por este caso, Alcaraz recibió la cruz de plata al mérito de la Guardia Civil por su "participación sobresaliente".

Ahora, sin embargo, la inquina de este mando cortijero contra nuestro compañero, motivada únicamente por su trabajo como legítimo representante de los trabajadores del Cuerpo, tiene como consecuencia su destierro de Cáceres, provincia donde vive desde hace más de treinta años. Allí se quedarán su esposa, que por motivos laborales no podrá acompañarlo, y sus tres hijas, una de ellas menor de edad.

Esta injusticia cometida contra el secretario general provincial de AUGC Cáceres se agrega a otros muchos precedentes que demuestran que la Guardia Civil es un cuerpo donde la jerarquía manda más allá de los horizontes propios de la misma; no respetando por ello los valores y los derechos consagrados en nuestra Constitución, tales como la igualdad de todos ante la ley y, la libertad de asociación.

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.