Los guardias civiles con destino en Cataluña vuelven a ser excluidos de la Operacion Paso del Estrecho


Con ello se impide a estos agentes adquirir un mayor conocimiento y formación propia de su profesión, que les aportaría si formaran parte de esta experiencia, ya que trabajarían temporalmente en otras unidades, en su mayoría de ámbito fiscal.


24/06/2019
Visitas: 836

Facebook Twitter Whatsapp
Docenas de vehículos aguardan el embarque para cruzar el Estrecho. Docenas de vehículos aguardan el embarque para cruzar el Estrecho.

Los agentes que están destinados en Cataluña han vuelto a ser excluidos de la “Operación Paso del Estrecho”, una comisión de servicio que afecta a todos los guardias civiles destinados en Cataluña. Es decir, se impide a los agentes adquirir un mayor conocimiento y formación propia de su profesión, que les aportaría si formaran parte de esta experiencia, ya que trabajarían temporalmente en otras unidades en su mayoría de ámbito fiscal. También las familias de los agentes se ven afectadas, ya que alrededor del 30% de los agentes les gustaría pedir destino fuera de Cataluña debido, entre otras causas, a la ruptura social que se vive en la comunidad autónoma.

A día de hoy Cataluña no resulta un destino atractivo para que las nuevas promociones de guardias civiles. Las delegaciones provinciales de AUGC en Cataluña llevan años denunciando ante sus mandos esta situación, que impide disfrutar de derechos básicos socio laborales. Es por ello que los representantes autonómicos de AUGC siguen solicitando en Cataluña un complemento de territorialidad, los mismos días de vacaciones y el carácter preferente para solicitar destinos de manera similar con la situación social que a día de hoy tienen los agentes en el País Vasco y Navarra.

Además de la denegación y exclusión de comisiones de servicio por la falta de personal, no es raro que en algunas unidades de Cataluña denieguen cursos de especialización por necesidades del servicio, sin más explicaciones por parte de la Guardia Civil, lo que trunca negativamente el futuro de los agentes y sus familias, ello lleva a tener que recurrir por la vía judicial con los gastos que conlleva al erario público.

No es raro que verbalmente justifiquen la necesidades del servicio con la falta de personal, aunque la realidad es que, en Cataluña, es frecuente que se detraiga personal de una unidad para prestar servicio en unidades fantasmas como SIVE o realizar labores burocráticas, a pesar de que siguen contando como personal en unidades de destino, “desvestir a un Santo para vestir a otro”, esto perjudica seriamente al personal que sí realiza sus funciones en su destino, ya que les limita el cupo de personal a la hora de solicitar cursos, comisiones, vacaciones, asuntos particulares, conciliaciones familiares…

Esperamos que se reviertan estas situaciones que sobre todo afectan con descaro en Cataluña y en la Guardia Civil en general. Los gobiernos deben afrontar de una vez por todas la reforma del modelo policial para adaptarlo al siglo XXI, actualizando la nefasta organización de personal y carece de un catálogo de puestos de trabajo que optimice el personal.
 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte