Los servicios jurídicos de AUGC Huelva logran anular la pérdida de destino de un guardia civil tras siete años de persecución


El agente ha sufrido un calvario después de ser acusado sin pruebas de un delito de violación de secreto y caer sobre él la maquinaria injusta de la Guardia Civil -Jefe de Puesto, Jefe de Compañía, Comandancia, Zona de Andalucía y Dirección General-, que participó en un acoso constante cuyas consecuencias se han podido minimizar gracias a los servicios jurídicos de AUGC, pese a que el daño ya está hecho y este guardia civil lleva sin trabajar varios años.


20/08/2019
Visitas: 3467

Facebook Twitter Whatsapp
Fachada de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva. Foto: H. Información. Fachada de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva. Foto: H. Información.

Nuevo éxito de los servicios jurídicos de AUGC en defensa de sus afiliados, en este caso correspondiente a la delegación en Huelva, que ha logrado en los tribunales la anulación de la suspensión de sus funciones y la pérdida de destino de un guardia civil destinado en un puesto de esta provincia.

La propuesta de sanción formulada desde la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva estaba basada en que el agente no podía ejercer sus funciones en el puesto de trabajo que ocupaba, obviando de forma torticera que este trabajador se encontraba de baja por enfermedad de larga duración y que, por tanto, no podía ejercer sus funciones debido a esta enfermedad.

Sin embargo, al omitir la Comandancia en su propuesta esta circunstancia, el guardia civil fue suspendido de funciones y con ello dejo de percibir una parte de sus retribuciones. Esta decisión fue recurrida por los servicios jurídicos de AUGC Huelva, siendo estimado el recurso y anulada dicha suspensión, con la correspondiente devolución al trabajador de la parte detraída de sus nóminas y los intereses legales correspondientes.

A pesar de ello la maquinaria de la Guardia Civil siguió adelante, y mediante una nueva propuesta se le privó del destino que ocupaba. Para ello se alegó que el agente había sido suspendido de funciones, volviéndose a obviar algo fundamental: que dicha suspensión había sido anulada por el Ministerio del Interior. Otra vez los servicios jurídicos de AUGC volvieron a recurrir ante los tribunales, que nuevamente fallaron a favor de su representado, anulando dicha pérdida de destino y ordenando la reincorporación del agente a su destino, además de la devolución de la parte de su nómina que le había sido descontada.

A día de hoy, ninguno de los responsables directos de la toma de estas decisiones ha sufrido consecuencia alguna por esta actuación.

Pero ésta no es la única decisión tomada por la Comandancia y por la Dirección General contra este guardia civil que luego ha sido anulada. El calvario comenzó en 2011, cuando este agente fue acusado de un delito de violación de secreto, por lo que le fue abierto un expediente disciplinario por falta muy grave.

Pese a que esta causa terminaría finalmente siendo archivada por el juzgado de Moguer, tras su imputación el trabajador fue cesado en el destino y suspendido de sus funciones por parte de la Dirección General, con los consiguientes perjuicios económicos, morales, familiares, personales.

Sin embargo al contrario de lo que la ley establece claramente, una vez que fue archivada la imputación no se le ofreció volver a su anterior destino, sino que fue destinado de forma forzosa, sin posibilidad de peticionar ni ejercer ningún tipo de acción, a la Comandancia de Gerona. Nuevamente los servicios jurídicos de AUGC Huelva recurrieron dicha decisión, y el TSJ de Madrid estimó su demanda, sentenciando que dicho guardia civil debía volver a su anterior destino en la Comandancia de Huelva.

Tras este fallo, la Guardia Civil cumple con la sentencia en parte y solo le concede el destino, pero no le abona parte de las nóminas que le descontaron, por lo que otra vez los servicios jurídicos de AUGC tienen que intervenir con los recursos legales correspondientes, que fueron estimados.

Ese mismo año, y como consecuencia de la pérdida de destino en Huelva, tambien le fue ordenado el desalojo del pabellón oficial que ocupaba, junto con sus muebles y enseres, que nunca le ha sido devuelto, a pesar que por dos veces han sido estimadas sus demandas.

Hasta para anular los antecedentes penales tuvo problemas este guardia civil, por lo que se tuvo que presentar un recurso de amparo ante la Agencia de Protección de Datos para que la Guardia Civil, cumpliera con la legalidad y anulaser sus antecedentes policiales. Tambien dicho recurso fue presentado por los servicios jurídicos de AUGC Huelva.

Además, durante todo este proceso se le abrieron varios expedientes disciplinarios, unos fueron estimados y otros no, y fueron emitidos escritos donde se dejaba ver la opinión desfavorable que tenían los mandos de la Comandancia para que volviera a su anterior destino, sin que existiera legalmente ningún impedimento para ello. El empecinamiento de la Comandancia de Huelva para que este Guardia Civil no volviera a su destino no tiene ninguna explicación, salvo el hecho de que muchas de las decisiones que se han tomado sobre él han sido recurridas por AUGC y estimadas y esto pudiera no ser del agrado de la Comandancia de Huelva.

No acaban aquí los problemas de este guardia civil, ya que ahora va a ser el único que será sancionado dos veces por un mismo hecho, puesto que en 2018 fue sancionado con una suspensión de empleo y sueldo y nuevamente los servicios jurídicos de AUGC volvieron a recurrir dicha sanción, siendo ésta anulada.  

Pues bien, en contra de toda lógica y del principio de no sancionar dos veces por los mismos hechos, la Zona de Andalucía ha vuelto a abrir el expediente que fue estimado en el recurso de alzada, por lo que si no se atienden las alegaciones presentadas este guardia civil será sancionado en contra de un principio constitucional y lo será por la misma autoridad que ya lo sancionó anteriormente.

Éste ha sido el calvario sufrido durante más de siete años por un guardia civil que fue acusado sin pruebas, y que a partir de esta acusación la maquinaria injusta de la Guardia Civil, de toda la cadena de mandos -Jefe de Puesto, Jefe de Compañía, Comandancia, Zona de Andalucía y Dirección General- participó en una toma de decisiones que gracias a los servicios jurídicos de AUGC se han podido evitar, aunque el daño ya está hecho y este guardia civil lleva sin trabajar varios años, con el evidente perjuicio para la ciudadanía, sin que aquellos que han tomado las decisiones incluso olvidando cuestiones fundamentales para la misma e incumpliendo las normas internas y la legislación hayan tenido ninguna responsabilidad.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    En casos cómo éste es un orgullo pertenecer a una Asociación que con sus servicios jurídicos es capaz de apostar por un agente cuando toda la maquinaria del Cuerpo ha decidido acabar con él. No sólo de Equiparación y pulseritas vive una Asociación. Gracias siempre AUGC

    Creado el 20/08/2019 a las 17:32 por Alberto G. C.
Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte