El afán por el boato y los desfiles en la Guardia Civil vuelve a restar efectivos a la seguridad pública


El último ejemplo de esta circunstancia tuvo lugar ayer en Huelva, con la toma de posesión del Coronel Jefe de la comandancia de esta provincia, en un acto que reunió en el cuartel del Destacamento de Tráfico a un gran número de agentes que fueron detraídos de sus funciones para participar en una parada militar.


17/09/2019
Visitas: 2185

Facebook Twitter Whatsapp
Imagen de archivo de un desfile con la participación de trabajadores de la Guardia Civil. Imagen de archivo de un desfile con la participación de trabajadores de la Guardia Civil.

AUGC ha denunciado en reiteradas ocasiones cómo se detraen sistemáticamente efectivos de la seguridad pública para satisfacer el afán de boato y presunción de los altos mandos en costosos desfiles y actos oficiales absolutamente prescindibles y opuestos a la esencia de la Guardia Civil, que no es sino prestar servicio a la ciudadanía.

El último ejemplo de esta circunstancia tuvo lugar ayer en Huelva, con la toma de posesión del Coronel Jefe de la comandancia de esta provincia, en un acto que reunió en el cuartel del Destacamento de Tráfico a un gran número de agentes que fueron detraídos de sus funciones para participar en una parada militar.

A pesar que el Coronel lleva varios meses en la Comandancia, habiendo visitado ya algunas unidades con la Subdelegada del Gobierno, el acto de su toma de posesión no estuvo exento del oropel habitual, casi a la altura de la celebración de la Patrona, restándose del servicio numerosas patrullas de seguridad ciudadana, USECIC, Tráfico, especialidades, etcétera.

Se da la paradoja, además, de que para que se pudiera formar el desfile militar se recurrió como siempre a los efectivos de la USECIC, que es la Unidad dedicada a la Seguridad Ciudadana en toda la Comandancia, y que precisamente comenzó ese día el servicio con ese desfile militar, para encargarse posteriormente de llevar a cabo un traslado muy importante de drogas intervenidas en distintas operaciones.

Durante esa mañana, para cubrir el vacío de la USECIC se retiraron patrullas de la compañía de  Moguer, cuyos agentes dejaron de prestar servicio en sus localidades para hacerlo de protección en la custodia de la carga, hasta que la USECIC terminó el desfile y se pudo hacer cargo del servicio.

Mientras tanto, estos agentes desfilaron con sus mejores galas delante de las autoridades, en vez de dedicarse a tareas de seguridad, que es su verdadero cometido.

Todo esto responde al protocolo determinado para este acto en concreto, protocolo para el que no se escatima, tanto en recursos humanos como materiales. Aquí sí que no caben ni las improvisaciones ni los errores, todo ha de cumplirse estrictamente, mientras tanto los trabajadores de la Guardia Civil siguen sin contar con un catálogo de puestos de trabajo, sin un Plan de Riesgos Laborales, trabajando en patrullas unipersonales, etcétera. Estos actos son los que marcan sin duda las preferencias de los que dirigen a la Institución.

Y este es el segundo acto de estas características que se realiza este año en Huelva, a falta de la celebración de la Patrona.

Desde AUGC le damos la bienvenida al nuevo Jefe de la Comandancia y esperamos que se preste el mismo interés en el resto de cometidos que deben desempeñar los guardias civiles, así como en la protección que se les debe garantizar anulando esas patrullas que se realizan en solitario para recoger a otros guardias civiles y poder tener al menos una patrulla en varias localidades.

¿Se imaginan ustedes algo similar en otras administraciones públicas? ¿Se imaginan ustedes que se le hiciera un "paseíllo" de honor al director de un hospital o al jefe de hacienda o cargo similar que toma posesión de su cargo? Desde AUGC tampoco nos imaginamos que haya que hacerle un desfile en honor a la persona que toma posesión de su cargo, en detrimento de mermar la seguridad pública.

Una vez más, la seguridad ciudadana queda reducida ante un evento que nada tiene que ver con la verdadera existencia de la Guardia Civil, funciones policiales, siendo la ciudadanía la que ve cómo parte de sus impuestos son utilizados en actos que solamente sirven para que dirigentes políticos y policiales tengan cinco minutos de discursos vacíos, sin tener en cuenta las necesidades reales de servicio público.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte