AUGC denuncia la agresión incapacitante a un guardia civil por un ladrón en Olías del Rey

El autor del robo propinó un cabezazo en la nariz al guardia civil que procedía a detenerlo causándole daños incapacitantes

Agresiones Guardia Civil
Agresiones Guardia Civil

El pasado domingo 19 de mayo, un guardia civil fue agredido mientras realizaba una detención en Olías del Rey, un municipio de Toledo.

El agresor de 25 años propinó un cabezazo al agente en la nariz mientras procedía a colocarle los grilletes tras ser intervenido por los agentes huyendo de un robo junto a varios cómplices más. Los susodichos habían robado aislante de una obra en una urbanización que se levanta al lado del centro comercial Puerta de Toledo, en Olías del Rey, junto a la A-42 (autovía Madrid-Toledo).

La agresión le provocó una rotura de tabique al agente de la Guardia Civil que tuvo que recibir tres puntos de sutura y su inmediata baja laboral. Al día siguiente el agresor ingresó en prisión.

En el lugar de los hechos también se encontraban tres compañeros guardias civiles que detuvieron a otros dos cómplices del robo entre forcejeos hasta que lograron reducirlos entre gritos y amenazas de “montarla en el cuartel”.

Las agresiones a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continúan al alza, como así lo demuestran informes del Ministerio del Interior. Las causas son la falta de respeto a los agentes de la autoridad, plantillas mermadas, sensación de impunidad y desprecio a las normas por parte de la población. Agredir a un agente se sanciona con penas irrisorias donde el agresor paga 200 euros, una situación insostenible y grave. No podemos dejar que cada año las cifras vayan en aumento con respecto al año anterior.

AUGC lleva años demandando la declaración de profesión de riesgo a los guardias civiles y el endurecimiento de las penas por agresiones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que la situación de la calle está en una continua evolución. Cuando la integridad física peligra, la protección de los trabajadores tendría que ser primordial y actualmente no existen chalecos antibalas para un uso individualizado y la dotación de Pistolas Taser no llega todos los puntos de España. Esto pese a que sus cámaras son imprescindibles para obtener pruebas de los delitos e intervenciones. Faltan medios técnicos y materiales para poder realizar el trabajo en números destinos y especialidades.

Para hacer comentarios debes identificarte

IDENTIFÍCATE