Medidas Prevención SEPROSE custodia/traslado detenidos

Art. 31 Prevención de riesgos laborales y protección de la salud

  • Todavia no ha sido respaldada

  • Activa

  • Solicito

    Plantear la siguiente PROPUESTA/SUGERENCIA, en virtud de lo dispuesto en el Art. 14 de la Ley 29/2014 de Régimen de Personal del Cuerpo de la Guardia Civil -LRPGC- y 1.2 del Reglamento de Organización y funcionamiento interno del Consejo de la Guardia Civil.
    Por considerar que la misma se encontraría comprendida en el Artículo que a continuación se señala, del Título V de la Ley Orgánica 11/2007 reguladora de los Derechos y Deberes de los miembros de la Guardia Civil”: Art.31 Prevención de Riesgos Laborales y protección de la salud

  • Propuesta o sugerencia que se solicita

    Atendiendo a todo lo expuesto, se propone que se establezcan las acciones preventivas necesarias para evitar los riesgos descritos, concretamente mediante la dotación a las unidades que realizan conducciones de internos de centros penitenciarios de los medios materiales y equipos de protección individual necesarios, incluyendo expresamente los antes detallados, al objeto de que el personal de dichas unidades pueda prestar sus servicios y desempeñar sus cometidos profesionales de modo que se garantice su salud y seguridad, con arreglo a lo dispuesto en las normas aludidas.

  • Expongo

    Uno de los principales cometidos que tienen los servicios de protección y seguridad (Secciones de Seguridad Penitenciaria, Núcleos de Servicios, UPROSEs, etc.) es la conducción y custodia de internos de centros penitenciarios. Y para desempeñar esas funciones con las adecuadas medidas preventivas que garanticen la seguridad del servicio y de quienes lo prestan, es necesario dotar a dichas unidades de una serie de medios materiales de los que carecen actualmente la mayoría de ellas, entre otros los siguientes:

     

    • Grilletes con sistema de enclavamiento rígido y plegable: son más adecuados para esos cometidos que los grilletes de bisagra simple.

     

    • Cinturones de anclaje: son muy útiles para el traslado y custodia de internos, sobre todo para los violentos, fuguistas o con patologías psicológicas, porque ese tipo de sujeción dificulta en gran medida las agresiones a los agentes u otras personas, así como las conductas autolíticas.

     

    • Spray defensivo en formato gel: es el adecuado para este tipo de servicios, teniendo en cuenta que sería usado en espacios interiores de vehículos celulares o edificios, donde se desaconseja utilizar el spray en formato gas.

     

    • Defensas extensibles de 16 pulgadas: al tener un tamaño más reducido, son las indicadas para su uso en espacios limitados, como son los vehículos celulares, centros de custodia, dependencias médicas o judiciales, etc. La dotación de este medio debe ir acompañada de la correspondiente formación y habilitación al personal de dichas unidades.

     

    • Chalecos de protección ergonómicos de dotación individual: actualmente en la mayoría de esas unidades existen chalecos de uso compartido por todos los componentes, con lo que ello conlleva en materia de salud e higiene laboral, y además no son los más adecuados para ese tipo de cometidos, al carecer de la maniobrabilidad, funcionalidad y comodidad necesarias en espacios reducidos como los vehículos celulares y las dependencias de custodia.

     

    • Escudos antidisturbios adaptados en forma y tamaño para su utilización en el interior de los vehículos celulares y dependencias de custodia.

     

    El ‘Manual de Prevención de Riesgos en Seguridad Ciudadana’, editado por el Servicio de Prevención de la Guardia Civil y aplicable a las referidas unidades al carecer de uno específico, en su apartado 3.5, ‘Riesgos asociados a la conducción y custodia de detenidos, presos y penados’, señala como riesgos, entre otros, las “agresiones físicas con o sin armas”, identificando como factores de riesgo la “falta o insuficiencia de equipos de trabajo policial necesarios para desarrollar la tarea” y la “falta o insuficiencia de equipos de protección individual”, y proponiendo al respecto las acciones preventivas de “dotación de los equipos de trabajo policial necesarios” y “dotación de los equipos de protección individual necesarios para esta tarea”.

     

    El derecho a la salud es un derecho constitucional que ha de garantizarse a todos los españoles, máxime a personas que desarrollan una labor fundamental como son los miembros de la Guardia Civil. Para ello, la Administración está obligada a adoptar las medidas necesarias que garanticen la seguridad y salud de los trabajadores.

     

    De hecho, el Real Decreto 179/2005, de 18 de febrero, sobre Prevención de riesgos laborales en la Guardia Civil, dispone en su artículo 11 que “los órganos administrativos comprendidos en su ámbito de aplicación adoptarán las medidas necesarias para garantizar, en lo posible, la seguridad y salud del personal al utilizar medios y equipos. Del mismo modo, deberán proporcionar al personal incluido en el ámbito de aplicación de este Real Decreto equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones y velar por el uso efectivo de éstos cuando, por la naturaleza de las misiones desempeñadas, sean necesarios”.

     

    Y en el mismo sentido, la Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre, reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil, establece en su artículo 31 que “los miembros de la Guardia Civil tienen derecho a una protección adecuada en materia de seguridad y salud en el trabajo, con las peculiaridades propias de las funciones propias que tienen encomendadas. La Administración General del Estado promoverá las medidas necesarias para garantizar, en lo posible, la seguridad y la salud del personal de la Institución al utilizar los medios y equipos puestos a su disposición, con especial atención a los riesgos específicos que se deriven de sus funciones. A tal fin desarrollará una política activa de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud y proporcionará los equipos de protección individual necesarios para el cumplimiento de su misión, facilitando la formación e información suficientes en materia de prevención”.

     

    Por otro lado, la Instrucción 5/2009 de la Secretaría de Estado de Seguridad, modificada por la Instrucción 8/2009, sobre conducción y custodia de internos de centros penitenciarios, dispone en su instrucción séptima que “los traslados se deben realizar de forma que se respete la dignidad, derechos e integridad física de los internos y funcionarios, garantizando la seguridad de la conducción”.

Nota informativa

En esta sección publicamos periódicamente las Propuestas y Sugerencias al Consejo de la Guardia Civil en aplicación del Art. 14 de la Ley 29/2014 que creemos que son de interés si no para todo el colectivo, sí para una parte importante de él.

Las propuestas pueden enviarse directamente a dicho órgano a través de correo electrónico. Lo que hacemos aquí es presentarte un modelo confeccionado y ajustado a la normativa y facilitar su presentación en tu nombre con un simple click.

Selecciona una o varias propuestas de las que se encuentran activas y podrás leer su contenido. Si estás conforme en el siguiente paso podrás presentarla directamente y AUGC enviará por tí la propuesta al Consejo de la Guardia Civil. En tu correo electrónico recibirás una copia de la misma a modo de justificante del envío. Recuerda tener correctamente actualizados tus datos para evitar rechazos por algún error en ellos.

Gracias por tu colaboración