AUGC denuncia que la Comandancia de Badajoz ha gastado casi 3.000 euros en cubertería para comidas protocolarias


AUGC denuncia que la Comandancia de Badajoz ha gastado casi 3.000 euros en cubertería para comidas protocolarias


03/05/2016
Visitas: 3315

Facebook Twitter Whatsapp
Mueble de la Comandancia de Badajoz donde se guarda la vajilla Mueble de la Comandancia de Badajoz donde se guarda la vajilla

La Comandancia de la Guardia Civil en Badajoz ha gastado un total de 2.817,20 euros en la compra de cubertería para comidas protocolarias. Esta cifra se ha conocido después de que la delegación de AUGC en Badajoz presentase un recurso ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de la Guardia Civil, con posterioridad a que el General de Zona se negase a facilitar esta información.

Según se indica en la respuesta del citado Consejo, emitido por el General Jefe, el acuartelamiento de la Guardia Civil en Badajoz “carecía de un menaje apropiado para realizar comidas protocolarias que se realizan por esta zona y Comandancia de Badajoz, por lo que se solicité (sic) de la Comandante Interventora Jefa de la UGE de la Zona, la posibilidad de adquirir el citado menaje para un máximo de 18 comensales, contestándome en sentido afirmativo, por lo que le indiqué se adquiriera el material suficiente, con arreglo a la partida presupuestaria correspondiente, y que el mismo fuera el más económico que cumpliera con los requisitos necesarios para representar dignamente a la Guardia Civil , en aquellas comidas que necesariamente se ofrezcan con motivos oficiales…”

Desde AUGC no podemos sino mostrar nuestra absoluta perplejidad ante semejante derroche económico, casi tres mil euros en cubertería y mantelería para comidas protocolarias, una cantidad que al General Jefe le parece que “redunda en el ahorro de estas actividades, ya que de esta manera estas comidas protocolarias se pueden realizar en el comedor del acuartelamiento, que supone un menor gasto, que si se hicieran en un establecimiento ordinario”.

Es decir, que el General no sólo no se abochorna al reconocer este desproporcionado gasto, sino que incluso presume de haberle ahorrado dinero al contribuyente. Ante esto, cabe preguntarse si este mismo dispendio será frecuente en todas las comandancias de la Guardia Civil, así como de la necesidad de que un general de la Guardia Civil tenga que organizar comidas protocolarias.

En este caso hemos tenido conocimiento de este despilfarro, pero nos tememos que el mismo no sea sino la punta del iceberg de una práctica habitual en el Cuerpo.

Se trata de una nueva muestra de la generosidad con la que los generales administran los presupuestos de la institución para su propio capricho y beneficio, de la misma manera que la Dirección General destina casi 11.000 euros cada año a pagar una peregrinación de guardias civiles a Lourdes, o que financia los boatos de los desfiles y otras ceremonias a mayor glorias del generalato.

Mientras tanto, los guardias civiles siguen sin disponer de chalecos antibalas individuales, así como trabajando en coches con más de 400.000 kilómetros.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.