AUGC denuncia en el Congreso ante los portavoces de las comisiones de Igualdad e Interior del PSOE la discriminación de la mujer en la Guardia Civil.


En la reunión se expuso el escaso número de mujeres en el cuerpo tal vez viene dado por una falta de atractivo, tanto a la hora de acceder como de promocionar una vez dentro de la institución. También se señaló la ausencia de sensibilidad en las normas que afectan a las condiciones de trabajo, las cuales están confrontadas con la conciliación familiar y laboral.


Facebook Twitter Whatsapp
La diputada socialista y portavoz de la Comisión de Igualdad, Ángeles Álvarez, flanqueada por el secretario nacional de Relaciones Institucionales de AUGC, Juan Liébana, y de la secretaria nacional de la Mujer de AUGC, Alicia Sánchez. La diputada socialista y portavoz de la Comisión de Igualdad, Ángeles Álvarez, flanqueada por el secretario nacional de Relaciones Institucionales de AUGC, Juan Liébana, y de la secretaria nacional de la Mujer de AUGC, Alicia Sánchez.

Los responsables de las secretarías nacionales de Relaciones Institucionales y de la Mujer de AUGC, Juan Liébana y Alicia Sánchez, respectivamente, mantuvieron ayer martes 16 de septiembre una reunión en el Congreso con la portavoz de la Comisión de Igualdad del Grupo Socialista, Ángeles Alvarez, y el portavoz socialista de la Comisión de Interior, David Serrada. A este encuentro también asistió el asesor jurídico nacional de AUGC, Mariano Casado.

La reunión versó sobre la problemática existente en la Guardia Civil en relación a la falta de avances en materia de igualdad y que viene afectando a los hombres y mujeres que componen este colectivo, al igual que a sus familias. 

El escaso número de mujeres en el cuerpo tal vez viene dado por una falta de atractivo, tanto a la hora de acceder como de promocionar una vez dentro de la institución. También se señaló la ausencia de sensibilidad en las normas que afectan a las condiciones de trabajo, las cuales están confrontadas con la conciliación familiar y laboral.

Además, los representantes de AUGC denunciaron la ausencia de un protocolo efectivo de acoso laboral y sexual, acorde a la realidad social.

Todo ello provoca que la Guardia Civil permanezca como una organización masculinizada. A pesar de esto, no se reconoce la existencia de acoso en el Cuerpo hasta el punto que indica en sus informes que las denuncias existentes en este ámbito pudieran estar siendo “injustificadas”.

Un apunte importante es la calificación de meras faltas cuando se trata de hechos constitutivos de delito, casos de abuso sexual o violencia de género, que son castigados con expedientes sancionadores en lugar de juzgarlos en el Togado militar.

La diputada se ha sentido sorprendida por el hecho de que no exista un protocolo de acoso laboral y sexual diferenciado, comprometiéndose a trabajar para introducir cambios que aporten garantías jurídicas a las víctimas, como ya disfrutan en las Fuerzas Armadas, con plazos, medidas cautelares para las víctimas y especialmente que sean unidades ajenas las encargadas de tratar los casos de acoso laboral y sexual. 

Desde la Secretaría de la Mujer de AUGC llevamos años denunicando la discriminación que padecen las agentes, tanto en cuanto a su escaso número en el Cuerpo como en su falta de promoción interna. Igualmente, la falta de esos protocolos contra el acoso y de medidas para la conciliación provocan que el absentismo laboral de ellas sea muy superior al de sus compañeros. A todo esto se le añade la falta de material específicamente diseñado para las guardias civiles, como chalecos antibalas y otras prendas de uso oficial.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.