AUGC plantará cara en los tribunales ante los abusos en la jornada laboral de los guardias civiles


La DGGC ha dado vía libre a la petición de una Compañía de la Comandancia de Burgos para aumentar la jornada laboral de los guardias civiles a cuarenta horas durante el mes de enero. Esta es una medida ridícula que no solucionará el verdadero problema: la falta de agentes.


24/12/2018
Visitas: 3000

Facebook Twitter Whatsapp
Una jornada laboral digna para los guardias civiles es un derecho. Una jornada laboral digna para los guardias civiles es un derecho.

Que faltan guardias civiles para prestar una seguridad pública a los ciudadanos eficiente es una realidad, pero no lo es menos que hasta el momento las únicas medidas organizativas adoptadas por los altos mandos del Cuerpo se resumen en que un guardia civil trabaje más horas. 

El último ejemplo lo tenemos en la Comandancia de Burgos donde tras petición de sus mandos, y sin que se vean sus horas de trabajo alteradas, serán quienes están destinados en servicios operativos bajo  régimen general de prestación de servicio los que pasen a prestar 40 horas de patrulla a la semana durante el mes de enero. Un nuevo abuso que se comete en una Compañía de la citada Comandancia de Burgos pero que podría extenderse al resto. 

Aumentar la jornada laboral de los guardias civiles a 40 horas semanales durante un mes no es ninguna solución al verdadero problema que afecta a la seguridad pública de nuestra país. La raíz del problema es mucho más profunda y AUGC aporta soluciones que en breve no quedará más remedio a la Administración que ser dialogadas. 

Nos referimos a la puesta en marcha, de manera consensuada y seria, de un nuevo modelo policial el cual entre otras cuestiones aborde el despliegue territorial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y esto debe comenzar por un nuevo despliegue operativo para la Guardia Civil, con núcleos que tengan el suficiente número de agentes para atender las demandas de los ciudadanos, y no recaiga como siempre los esfuerzos sobre las escalas que prestan el servicio de patrulla mientras el resto son quienes se llenan sus uniformes con medallas ganadas con el sacrificio de otros. 

Otra cuestión que no debe demorarse más en el tiempo es la regulación de una nueva asignación de productividad, más justa y equitativa. Y que entre otras cuestiones recoja la posibilidad de aumentar las horas de servicio con personal voluntario; pero eso sí, con una gratificación económica que se ajuste a la realidad de quién sacrifica su descanso para prestar servicio. Esto no es algo novedoso para otros cuerpos policiales, pero para los guardias civiles a día de hoy es poco menos que ciencia ficción. Y esto es lo que AUGC, como asociación profesional mayoritaria, no está dispuesta a tolerar; pronto el actual responsable del Cuerpo, el director Félix Azón, tendrá que posicionarse y tomar una postura: o está del lado de los altos mandos que tan solo apuestan por sus propios intereses y por perpetuar un injusto reparto de la productividad que solo les beneficia a ellos, o por el contrario apuesta por los guardias civiles y reconoce el sacrificio que realizan con una nueva orden general sobre productividad. 

Y mientras tanto, ante este abuso en la jornada laboral de los guardias civiles, como ya ocurriera con los compañeros de la Agrupación de Tráfico, AUGC ha optado por iniciar el camino de los justicia para que esta se pronuncie, como ya ha hecho en innumerables ocasiones, y gracias a nuestros servicios jurídicos, los derechos de los guardias civiles tengan que ser respetados y garantizados mediante sentencias judiciales. 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.