AUGC Alicante vuelve a denunciar las carencias que padecen los agentes en el Destacamento de Tráfico en Torrevieja


La potencia de electricidad contratada es a “todas luces” insuficiente. No pueden estar conectados a la corriente al mismo tiempo aire acondicionado y termo para el agua caliente porque salta el diferencial del cuadro eléctrico y, lo mismo pasa si se encienden luces y ordenadores.


29/01/2019
Visitas: 1793

Facebook Twitter Whatsapp
Cuartel de la Guardia Civil en Torrevieja. Cuartel de la Guardia Civil en Torrevieja.

Nuevamente la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), en este caso a través de su delegación provincial en Alicante, debe ser la encargada de dar a conocer a los ciudadanos las carencias que sufren los agentes de la Guardia Civil encargados de velar por nuestra seguridad en las carreteras.

Estas carencias ya fueron denunciadas hace más de un año por AUGC Alicante, en defensa de sus afiliados, en distintos medios de comunicación a nivel regional y nacional. Sin que se haya puesto solución a dichas carencias.

El Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico en Torrevieja se ubica en un local cedido por el Ayuntamiento torrevejense que es quien corre con el gasto de electricidad que genera la actividad policial en ese local.

El aumento de población en Torrevieja y demás poblaciones de su entorno, desde que se creó el Destacamento de Tráfico, hizo que se aumentase también el número de agentes allí destinados y con ellos el número de material informático y dispositivos eléctricos para su seguridad y también para cuidar su higiene y salubridad.

La potencia de electricidad contratada es a “todas luces” insuficiente. No pueden estar conectados a la corriente al mismo tiempo aire acondicionado y termo para el agua caliente porque salta el diferencial del cuadro eléctrico y, lo mismo pasa si se encienden luces y ordenadores.

El pagador, que es el Ayuntamiento de Torrevieja, no quiere hacerse cargo del coste de contratar más potencia y la Dirección General de Tráfico al parecer, no sabe, no contesta.

Ello lleva a que los agentes que tienen que estar en esas dependencias durante las 24 horas del día, tengan que sufrir constantes apagones de luz y, a veces, perder valiosa información que estaban manejando en algún ordenador.

Los ciudadanos que acuden a tramitar algún documento o denuncia en esas dependencias también tienen que sufrir los mismos apagones y pérdidas de tiempo y aguantar las altas o bajas temperaturas que se alcanzan en esas dependencias policiales.

Oficiales de alto rango dentro de la Guardia Civil han podido sufrir “in situ”, en alguna visita a las dependencias de la Guardia Civil de Tráfico en Torrevieja, el problema de los continuos apagones. Y, además, han podido escuchar la preocupación de los agentes por su salud ya que el techo del local es de uralita y no saben si corren algún tipo de peligro por su exposición durante tantos años al amianto que la compone.

Solo queda recordarles a los propietarios de los inmuebles donde están ubicadas las instalaciones del Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Torrevieja y a los responsables políticos y militares el incumplimiento de la Ley de prevención de riesgos Laborales y su tipificación en la Ley de Infracciones /Sanciones del Orden Social.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.