La Dirección General no solo niega que los guardias civiles estén discriminados en el reparto de la productividad, sino que afirma que son los altos mandos los perjudicados


La respuesta al escrito remitido por AUGC al Director General demuestra que éste continúa plegándose a las presiones de la cúpula del Cuerpo.


29/01/2019
Visitas: 6815

Facebook Twitter Whatsapp
El director de la Guardia Civil, Félix Azón, sigue sirviendo a los intereses de los altos mandos, sin atender las reivindicaciones de los trabajadores. El director de la Guardia Civil, Félix Azón, sigue sirviendo a los intereses de los altos mandos, sin atender las reivindicaciones de los trabajadores.

Como es sabido, AUGC lleva años denunciando el injusto reparto de la Productividad en la Guardia Civil, claramente descompensado en favor de los altos mandos a costa de los trabajadores de base. Por este motivo no hemos dejado de reclamar ante la Dirección General la modificación de esta norma e intentar que sea más justa y equitativa en el reparto de estas cuantías.

Por este motivo, a finales del pasado diciembre desde AUGC se remitió un escrito al Director General en el que se trasladaba el malestar que ha supuesto para los guardias civiles conocer las diferencias sustanciales de cuantías que se han destinado al abono de la denominada productividad por objetivos, entre los integrantes de los dos cuerpos de seguridad estatales, y que en líneas generales suponen que un Policía Nacional va a percibir por este concepto, más del doble que un Guardia Civil del mismo empleo o categoría.

Se  trata, como se le trasladó en dicha carta a Félix Azón, de una situación discriminatoria que en absoluto es novedosa, ya que se repite año tras año, sin que ningún Gobierno lo remedie. Pero si esto es grave de por sí, la situación para la asignación correspondiente al 2018 fue todavía peor, desde el momento en que la Dirección General de la Guardia Civil ha decidido de manera unilateral, variar el criterio de reparto, que hasta la fecha era una cantidad lineal para todos los guardias civiles, sin excepción, por otro, que beneficia ampliamente a las escalas de mando del Cuerpo, en detrimento de los integrantes que prestan servicio en el régimen general, que precisamente son lo que menos retribuciones perciben por el citado complemento retributivo.

Para AUGC, este complemento de productividad está pervertido en su reparto desde que se aprobó la norma que lo regula, a la que nos opusimos tajantemente en su momento. Y es constante nuestra petición de que debe reformarse para que la productividad no se convierta en un complemento más de la cadena de mando y que pase a retribuir de forma digna las funciones operativas, con la consiguiente penosidad y peligrosidad que las mismas conllevan.

Los Guardias Civiles aspiran a la equiparación salarial entre todos los cuerpos policiales, y esto implica también igualar las cantidades entre Policía Nacional y Guardia Civil, en un concepto que distribuye el mismo Ministerio, teniendo en cuenta, además, y para ahondar en las diferencias, que un Guardia Civil trabaja un mayor número de horas anuales que su homólogo en Policía Nacional.

En su respuesta, sin embargo, la Dirección General defiende que “los créditos para el pago de los incentivos al rendimiento para la Guardia Civil y la Policía Nacional vienen determinados en los Presupuestos Generales del Estado siendo similares en términos relativos, atendiendo al número de efectivos de cada Cuerpo”. También considera que “el criterio de distribución de la productividad por objetivos (…) tiene en cuenta los diferentes grados de responsabilidad inherentes a los distintos empleos del personal de la Guardia Civil, sin establecer grandes diferencias entre ellos, cuestión que con un criterio de reparto lineal no se logra sino que al contrario, incluso implica una percepción neta inferior cuanto mayor es el empleo del perceptor, debido a las deducciones que se aplican en nómina”.

Es decir, que la Guardia Civil no solo niega la mayor, sino que incluso se atreve a afirmar que son los mandos los perjudicados por la distribución de la productividad. Y para mayor despropósito resulta que se hace alusión a la responsabilidad, cuando en realidad es el personal operativo quien presta el servicio en contacto con los ciudadanos, quienes mayores problemas y situaciones de riesgo y responsabilidad han de asumir, puesto que a la hora de la verdad son quienes han de dar la cara en las distintas intervenciones policiales a las que se han de enfrentar. Eso sí es responsabilidad, la cual no se retribuye como merece.

Para AUGC se trata de una muestra de cinismo insultante hacia los trabajadores del Cuerpo. Creemos que Félix Azón ya lleva el suficiente tiempo ejerciendo como máximo responsable de la Guardia Civil para haberse formado una idea correcta de la situación por la que transcurre la Institución, de modo que le demandamos acciones concretas e inmediatas que realmente conlleven mejoras en las condiciones profesionales y económicas de los Guardias Civiles, comenzando por la que se ha expuesto en la presente comunicado.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.