En el Día de los Derechos Humanos, AUGC recuerda la carencia que todavía sufren los guardias civiles


Derechos como el de sindicación o la posibilidad de ingresar en prisión por una discusión de trabajo revelan que los trabajadores de la Guardia Civil todavía continúan siendo ciudadanos de segunda.


10/12/2019
Visitas: 1203

Facebook Twitter Whatsapp
Cartel del Día Internacional de los Derechos Humanos. Cartel del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Hoy, 10 de diciembre, se celebra en todo el mundo el Día de los Derechos Humanos. Junto con esta conmemoración, AUGC quiere también recordar que los guardias civiles todavía siguen privados de algunos de estos derechos. Es el caso del de sindicación, que continúa vetado a los trabajadores del Cuerpo.

Hablamos de un derecho laboral fundamental, pero que se les sigue negando injustificadamente a los guardias civiles mientras que sí lo disfrutan, por ejemplo, sus compañeros de la Policía Nacional y del resto de cuerpos policiales autonómicos y locales.

Se trata de una grave privación que les sitúa en una situación de enorme desventaja a la hora de demandar la mejora de sus condiciones sociolaborales, al carecer de una herramienta básica para ello y ser aprovechada esta circunstancia por la cúpula de la institución para perpetuar el abuso contra los trabajadores.

Pero es que, además del derecho de sindicación, desde AUGC venimos denunciando desde hace años la aplicación del Código Penal Militar a los guardias civiles en funciones policiales. No parece que se ajuste al derecho propio y exigible a un Estado democrático que trabajadores de la seguridad pública ingresen en prisión como si fueran delincuentes simplemente por haber mantenido una discusión con un mando u otro compañero.

La falta de transparencia es otro de los obstáculos que impiden que, todavía a estas alturas, se pueda hablar de la democratización de la Guardia Civil. Cuestiones como la gestión de la Asociación Pro-Huérfanos es un claro ejemplo de esto.

Otro de los derechos básicos de la ciudadanía, el de manifestación, no fue reconocido de una manera plena e inequívoca hasta fechas muy recientes, cuando el Tribunal Supremo lo consagró definitivamente en una sentencia de marzo de 2017. Hasta entonces, todas las movilizaciones convocadas por AUGC habían tenido que superar numerosas trabas y negativas por parte del Estado, finalmente resueltas a nuestro favor por los tribunales.

Desde 1994, AUGC ha venido luchando por el reconocimiento de los derechos de los guardias civiles. Pese a que se ha conseguido mucho, como vemos todavía estos trabajadores están lejos de la plena ciudadanía de la que disfrutan el resto de ciudadanos españoles. Desde nuestra organización seguiremos trabajando sin tregua para que pronto los guardias civiles puedan sentirse trabajadores y ciudadanos de primera categoría.

 

 

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.