La Justicia da la razón a un guardia civil de Cantabria al que se le había denegado un permiso por fallecimiento de un familiar


Nuevo éxito de los servicios jurídicos de AUGC


13/06/2019
Visitas: 3803

Facebook Twitter Whatsapp
La defensa de los afiliados en los tribunales es uno de los principales servicios que presta AUGC. La defensa de los afiliados en los tribunales es uno de los principales servicios que presta AUGC.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 3 de Santander, mediante Sentencia 100/2019, ha dado la razón a un guardia civil de Cantabria que se vio obligado a recurrir ante los tribunales por la denegación de sus superiores jerárquicos a tener cuatro días de permiso por fallecimiento de un familiar, en este caso la abuela de su mujer.

La Guardia Civil de Cantabria recortó el permiso de cuatro días que le correspondía al demandante en dos días, sin justificación ni motivación alguna. Según la Juez, no se justifica en modo alguno la razón por la que no se concede el permiso en toda su extensión (4 días), no pudiéndose imponer al solicitante que justifique su necesidad. Téngase en cuenta que dicho permiso no responde únicamente a la necesidad de acudir al sepelio, como parece que razona la resolución de sus mandos. Se impone, además, a la Administración el pago de las costas devengadas por el proceso.

Según los servicios jurídicos de la Asociación Unificada de Guardia Civiles en Cantabria (AUGC), nos encontramos ante el fallecimiento de un familiar de segundo grado por afinidad. Habiéndose producido el fallecimiento en distinta localidad al de residencia del guardia civil demandante, y como consecuencia debería haber tenido derecho a que se le otorgara un permiso de cuatro días hábiles.

Entiende AUGC, respecto del permiso que nos ocupa, que de ordinario el trabajador con derecho al mismo lo tomará coincidiendo con el fallecimiento del familiar, para asistir a las ceremonias que lleva consigo, pero también es cierto que la muerte de un ser querido no sólo ocasiona esos actos sino también una necesidad, de compartir el dolor que no se circunscribe al momento inmediato y, además da lugar a una serie de trámites burocráticos que, generalmente, se posponen.

Este nuevo éxito jurídico de AUGC vuelve a demostrar la necesidad de pelear en todas las instancias posibles contra las frecuentes injerencias que la Guardia Civil en Cantabria ejerce sobre sus trabajadores. Resulta inconcebible que en lugar de velar por su bienestar y cumplir la legalidad, algunos mandos opten por actuar en contra de la normativa laboral  en perjuicio de los agentes.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.