AUGC confía en que la nueva Dirección General conlleve una reestructuración integral del gabinete para hacer equipo


Tras la destitución de Félix Azón, el nombramiento de un nuevo responsable al frente de la DGGC es el primer paso para normalizar las relaciones con las asociaciones, pero no es suficiente.


15/01/2020
Visitas: 2658

Facebook Twitter Whatsapp
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En la tarde de ayer saltaba la noticia al conocerse que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destituía de sus cargos al director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella.

AUGC confía en que tras estas decisiones se inicie una nueva etapa en la que se alcance la plena homologación salarial y profesional de los guardias civiles con el resto de policías que operan en España. Los primeros retos del nuevo equipo pasan por cumplir íntegramente el acuerdo de equiparación salarial, alcanzar una jornada laboral digna y un nuevo reparto de la productividad.

Acaba así una etapa nefasta en la Dirección General de la Guardia Civil, en la que Azón ha demostrado no haber sido consciente de los graves retrocesos que bajo su gestión han sufrido los guardias civiles. De hecho, Félix Azón ha demostrado únicamente estar siempre del lado del Generalato y de su pulsión constante para apretar a los trabajadores y ningunear sus derechos y reivindicaciones laborales.

Pero Azón es ya historia, y ahora, a la espera de conocer el nombre de la persona que ocupe el cargo, es importante recordar que ésta deberá llegar acompañada de una reestructuración en el gabinete del Director General que conlleve la creación de un equipo que ayude en la toma de decisiones.  

Esto implica que la figura del Director General esté convenientemente asesorada a la hora de mantener una interlocución adecuada con las asociaciones profesionales. El gran reto de la homologación no puede afrontarse desde el individualismo y la negación. Por ello resulta clave potenciar el Consejo de la Guardia Civil como un órgano verdaderamente democrático al servicio de la mejora de las vidas de los trabajadores del Cuerpo y del funcionamiento de la propia Guardia Civil.

Desde AUGC confiamos en que se abra una nueva etapa ilusionante, a lo que contribuye el nombramiento como nuevo secretario de Estado de Rafael Pérez, una persona de carácter dialogante que rompe por tanto con la tendencia anterior marcada por la arrogancia y la falta de empatía.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte