AUGC Sevilla presenta una denuncia en la oficina de PRL de la Comandancia por la falta de vehículos oficiales y el mal estado de los existentes


De las principales deficiencias observadas, lo que llama principalmente la atención es la cantidad de kilómetros que poseen los vehículos, pues muchos superan los 300.000 kilómetros e incluso alguno roza los 500.000.


07/01/2020
Visitas: 1607

Facebook Twitter Whatsapp
Vehículo de la Guardia Civil. Vehículo de la Guardia Civil.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles se ha visto obligada a denunciar ante la oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la Comandancia de Sevilla, la falta de vehículos oficiales suficientes para prestar servicios, y por otro las graves deficiencias observadas en los que utilizan los compañeros para la realización de los servicios, ya que afectan a la seguridad de estos, y a la imagen del Cuerpo.

Éste es un problema “enquistado” desde hace varios años, que se denuncia habitualmente desde nuestra Asociación en reuniones con los máximos responsables de la Comandancia, y tenemos constancia que preocupa a la cadena de mando, pero aunque poco pueden hacer cuando es un problema de dotación, deben tomarse medidas urgentes en algunos casos, ya que se pone en peligro la propia seguridad de los Guardias Civiles.  

De las principales deficiencias observadas, lo que llama principalmente la atención es la cantidad de kilómetros que poseen los vehículos, pues muchos superan los 300.000 kilómetros e incluso alguno roza los 500.000 kms (al parecer se estima que un vehículo está “en mal estado” a partir de los 320.000 kms), pero aun así e inexplicablemente, siguen operativos.

Poseemos un parque de vehículos envejecidos, con una a antigüedad media superior a 10 años y aproximadamente cerca del 28 % cuentan con más de 250.000 kilómetros. Se ha podido constatar en las visitas a acuartelamientos, que algunos presentan deficiencias tales como: volantes “remendados” con cinta aislante; cinturones en mal estado, deshilachados o carentes en asientos traseros; neumáticos defectuosos; cableado visible; guarnicioneras de puertas desprendidas; luces de prioritarios que no funcionan correctamente; asientos con agujeros o con fundas diferentes, viseras de sol cogidas con “tornillo”, etc.

Dicho sea de paso, este problema no afecta de igual modo a la Agrupación de Trafico, que tiene una renovación de flota constante, aunque también es cierto que algunas de las furgonetas de los Equipos de Atestados de la provincia, superan ya los 250.000 kms, y ello ha ocasionado algún problema al desprenderse algún tipo de gases en habitáculo, provocando algún problema respiratorio.

Otro de los graves problemas de la antigüedad de estos vehículos, va referida al elevado coste de mantenimiento, pues las continuas averías/desgastes que sufren, suponen continuos pasos por el taller, llegando las facturas de los mismos a superar al valor real del propio vehículo.

Otra de las quejas que hemos planteado desde AUGC, en relación con los vehículos oficiales, es la relativa a las inspecciones técnicas periódicas que deben pasar, pues apostamos porque esas inspecciones de ITV se realicen donde lo hace cualquier ciudadano, y no en estaciones de ITV del ámbito militar, pues creemos que no son igual de exigentes, y ello redundaría en mayor garantía y seguridad.

Y el problema lejos de subsanarse puede agravarse, pues se tiene conocimiento de que, durante el año 2020, no se tiene previsto la adquisición de vehículos, debido a la falta de presupuestos con los que cuenta la Benemérita, y la prorroga existente de los Presupuestos Generales del Estado desde el 2017, paralizando las posibles adquisiciones de material. Por ello se da traslado a los máximos responsables de la Comandancia para que además de salvaguardar la imagen del Cuerpo, se vele por la salud e integridad de su personal.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte