Los cuarteles de la Guardia Civil en Cuenca, cada vez más vacíos


La única solución posible a esta situación es lo que desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles se lleva mucho tiempo reivindicando y es un nuevo modelo policial


10/02/2020
Visitas: 101

Facebook Twitter Whatsapp
El cuartel de la Guardia Civil en Tarancón ha perdido nada menos que siete efectivos este año. El cuartel de la Guardia Civil en Tarancón ha perdido nada menos que siete efectivos este año.

AUGC Cuenca ha denunciado a los medios de comuniación de la provincia que, después de los últimos movimientos efectuados tras la reciente asignación de destinos, la plantilla de los cuarteles de la guardia civil de la provincia de Cuenca cada vez más vacíos.

Ésa es la conclusión de la falta de organización por parte de los gestores de recursos humanos de ésta comandancia, que aún conociendo la posibilidad de que numeroso personal abandone ésta Provincia por diversas causas, sean incapaces de prevenirlo e intente aminorar sus consecuencias; curiosamente esos mismos gestores potencian el personal empleado en labores burocráticas y de apoyo al mando cada vez más numeroso; por ello desde AUGC consideramos fundamental la necesidad de una nueva organización y funcionamiento optando por una nueva estructura que abandone de una vez un cuerpo anclado en el pasado cuyo objetivo debe de ser un nuevo policial que afronte un servicio público de seguridad donde la prevención y la especialización sea su base y su enfoque se dirija hacia un eficaz y eficiente servicio de seguridad que mire única y exclusivamente por el ciudadano y no por erróneas estadísticas cuyo único efecto es el empleo de personal en despachos y oficinas en vez de dedicarlo para lo que fueron formados en las academias de formación de la guardia civil dando seguridad en los pueblos y carreteras de nuestra provincia que es donde verdaderamente la ciudadanía lo precisa .

En total, abandonan la provincia en torno a los 39 agentes, mientras que el número de los que llegan a la provincia es menor (unos 28 agentes) de los cuales algunos se encuentran ya pendientes de hacer diferentes cursos, por lo que la diferencia podría aumenta ya que hay que añadir los que poco a poco han ido pasando a las condiciones de reserva y/ó retiro.

A modo de ejemplo la unidad más importante de la provincia, el puesto principal de Tarancón pierde entorno a los 7 efectivos, por lo que encontrándose previamente ya deficitaria por el clima laboral existente en ésa Unidad desde hace más de 2 años y denunciado en varias ocasiones por AUGC, evidenciando una falta de liderazgo de sus responsables y por cuyas causas los agentes no aguantan y abandonan ésa Unidad.

Para AUGC ello derivará lógicamente en un peor servicio a la población afectando por ello a la propia moral de los agentes como a la seguridad ciudadana también de las poblaciones cercanas, cuyos componentes se tienen que desplazar cada vez a más distancia y con menos recursos humanos (los agentes continúan desplazándose en solitario para recoger a otro componente de otra Unidad y poder conformar una patrulla con el riesgo que eso comporta, extremo éste ya denunciado por AUGC en varias ocasiones); todo ello a pesar de los esfuerzos de los guardias civiles en intentar paliar las carencias de personal con su profesionalidad y compromiso. Algunas unidades de la provincia se quedan con dos ó tres componentes, mientras que las unidades abiertas las 24 horas cada vez son menos.

Esto nos lleva a denunciar que la única solución posible es lo que desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles lleva mucho tiempo reivindicando y es un nuevo modelo policial que pasa en la guardia civil por una reestructuración de sus unidades a través de una reorganización interna de sus puestos.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte