AUGC aboga por la unificación policial, o en su defecto por nuevo mapa de seguridad con un reparto de competencias especializado, donde éstas no se dupliquen


AUGC expone en el Congreso su propuesta para un nuevo modelo policial para el siglo XXI


Facebook Twitter Whatsapp
El nuevo modelo policial debería potenciar la coordinación entre las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad. El nuevo modelo policial debería potenciar la coordinación entre las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad.

El secretario general de AUGC, Alberto Moya, ha intervenido esta tarde en el Congreso, en el seno de la ‘Comisión para el estudio del modelo policial del siglo XXI’, para exponer la propuesta de nuestra asociación respecto a la revisión del modelo de seguridad pública, de manera que éste se modernice y adapte a las necesidades reales de la sociedad actual.

El primer aspecto que señalamos en la propuesta de AUGC es si España está preparada para afrontar la cooperación que supone alcanzar uno de los objetivos fundamentales de la UE, como es el ofrecer a sus ciudadanos un espacio común de libertad, seguridad y justicia.

La segunda cuestión es el hecho derivado del desarrollo constitucional del Estado de las Autonomías, porque no es descabellado pensar que irrumpan otros cuerpos policiales en nuestro país. Podemos pensar por tanto que las posibles deficiencias de nuestro modelo policial no son tanto la existencia de diferentes cuerpos policiales, sino cómo coexisten. Porque desde luego, nuestro sistema da síntomas de agotamiento: duplicidad de competencias; deficiente distribución de las mismas… un panorama donde se aprecia en algunos casos, despilfarro de recursos, en otros, lagunas y casi siempre descoordinación.

Realizadas estas consideraciones iniciales, la propuesta de AUGC comienza analizando la conveniencia, o no, de la unificación de las FCSE (Guardia Civil y Policía Nacional) en un solo cuerpo de policía estatal.

Originariamente ambos Cuerpos se distribuyeron geográficamente como policías de ocupación divididas y fraccionadas: grosso modo, la Guardia Civil era competente en el ámbito rural, y la Policía Armada (antecedente de la Policía Nacional) en el medio urbano.

Una división del país, a efectos de seguridad, que podía ser útil en el siglo XIX pero que hoy está desfasada, y que apunta, a nuestro juicio, a una de las mayores deficiencias de las que adolece la LOFCS de 1986, que es su incorrecta distribución de competencias.

Desde luego, siguiendo el criterio exclusivo de la búsqueda de la mayor eficiencia, no existen argumentos de peso para mantener un modelo dual de FyCSE. Ello, desde el momento en que la unificación supondría de entrada, acabar con las llamadas “guerras de policías” que suponen un mayor empleo de recursos. AUGC defiende esta unificacion de Guardia Civil y Policía Nacional en un solo cuerpo, pero si el legislador no llegase a contemplar esta unificación, para AUGC, la solución más factible para superar esta deficiencia de la LOFCS pasa por establecer un nuevo mapa de seguridad con un reparto de competencias mucho más especializado, donde no se dupliquen las mismas.

La siguiente medida que proponemos va dirigida a mejorar la relación entre los sistemas de Información. Todos los cuerpos policiales necesitan de este tipo de servicios. Lo que tienen que ser comunes son las bases de datos. Y su tratamiento y custodia, únicos.

Además de ello, y para superar errores pasados, nosotros abogamos por que las materias especialmente sensibles, como puede ser la información contraterrorista debiera ser competencia exclusiva de un solo cuerpo, lógicamente, de ámbito estatal.

En segundo lugar, somos partidarios de una reorganización territorial y funcional profunda en la Guardia Civil, orientada a una mejor gestión de las funciones desempeñadas por sus integrantes. La reorganización territorial de las unidades del Cuerpo viene sustentada en la constatación de que el ámbito rural ha cambiado, pero en cambio, la Guardia Civil mantiene el mismo despliegue que tenía en el siglo XIX, lo que, en la práctica, deja a las unidades del Cuerpo de ámbito geográfico rural, casi inservibles.

AUGC propone reestructurar la implantación territorial Guardia Civil, pasando de las 2.700 unidades, a la “comarcalización” de las mismas, que supondría la agrupación de los efectivos en unidades capaces de afrontar plenamente sus funciones. Lo cual se conseguirá impulsando un enfoque geoestratégico de la seguridad. Para ello, la reorganización debe apoyarse firmemente en la tecnología: sensores, drones, trabajo funcional en red; en suma, servirse de los avances que se están produciendo en comunicación e inteligencia artificial, que permitirán ir relegando las funciones exclusivamente estáticas o preventivas, para potenciar las orientadas a un concepto policial más moderno, hacia una actuación proactiva, es decir, más próxima y accesible para el ciudadano.

En archivo adjunto puedes leer el documento completo de la propuesta de AUGC

Adjuntos:

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.