La Dirección General de la Guardia Civil sanciona con un mes de empleo y sueldo a tres representantes de AUGC


La campaña #StopExpedientesAUGC puesta en marcha en las redes sociales, finaliza con la sanción de un mes de empleo y sueldo para cada uno de los tres representantes de AUGC.


07/08/2018
Visitas: 8590

Facebook Twitter Whatsapp
Pilar Villacorta posa con otros miembros de la JDN de AUGC ante las puertas de la Dirección General antes de declarar por los expedientes abiertos contra ellos en 2015. Pilar Villacorta posa con otros miembros de la JDN de AUGC ante las puertas de la Dirección General antes de declarar por los expedientes abiertos contra ellos en 2015.

Finalmente los expedientes disciplinarios abiertos a tres representantes de AUGC, una Cabo Primero y dos Guardias Civiles, han sido resueltos por el Director de la Guardia Civil, Félix Azón, con un mes de empleo y sueldo. Nuestra compañera, Pilar Villacorta se enfrentaba a la sanción más dura, tres meses, mientras que para Juan Couce y Alberto Alegría la Dirección General solicitaba dos meses de sanción para cada uno de ellos.

Estos casos no son sino un ejemplo más de los numerosos representantes de AUGC que son sancionados por ejercer el legítimo derecho de asociación profesional, para defender y velar por los derechos de los guardias civiles. Por este motivo, AUGC llevaba a cabo, con una gran repercusión, durante el mes de julio, una campaña con el lema #StopExpedientesAUGC, la cual ha conseguido rebajar la sanción inicialmente propuesta, pero que por desgracia no ha servido para hacer cambiar de idea a quienes aplican el Régimen Disciplinario como herramienta represiva contra los representantes de los guardias civiles.

Aún hay tiempo para rectificar

Desde AUGC criticamos la decisión del Director General, desde el momento en que se ha encontrado con una situación heredada, con hechos transcurridos algunos hace varios años, y allá donde sus antecesores han evitado imponer las mencionadas sanciones, el actual las ha firmado, en cuanto la cúpula del Cuerpo se los ha puesto sobre la mesa. Pero no está todo perdido. Aún hay lugar para la esperanza, pues se dispone de una última oportunidad para que el Gobierno de Pedro Sánchez rectifique y no permita este atropello. Sería a través de los recursos de alzada que los servicios jurídicos de AUGC presentarán ante el Ministerio de Defensa, los cuales deben ser resueltos por su titular, Margarita Robles, y que podría concluir los expedientes sin responsabilidad.

Sin duda sería una magnifica oportunidad para demostrar que se apuesta por el diálogo y el entendimiento, en lugar de aplicar represión y persecución por ejercitar derechos y solicitar mejoras para que los guardias civiles puedan desarrollar con mayores garantías su trabajo; ese trabajo que cada día es aplaudido por los políticos y autoridades, pero que después dan la espalda a los trabajadores de la Guardia Civil cuando se traba de mejorar sus condiciones sociolaborales.

Esta situación no puede ser resuelta de otra manera que no sea con la llegada de una segunda generación de derechos para que cambie la manera de entender las relaciones laborales entre los altos mandos.

No nos callarán

No nos conocen si piensan que estos expedientes, sancionados con falta grave, van a “domesticarnos”. AUGC es la mayor organización policial de España, y la mas representativa de las asociaciones en la Guardia Civil, y esto no es por casualidad. Somos reivindicativos y seguiremos siéndolo mientras queden “zonas de sombra” en nuestro desarrollo normativo.

Por tanto, la utilización del régimen disciplinario por el Generalato no conseguirá el objetivo deseado por ellos, que no es otro que hacernos callar. AUGC seguirá manteniéndose beligerante y luchadora como motor del cambio en la Guardia Civil hasta alcanzar una necesaria y demandada “segunda generación de derechos para los guardias civiles” que se traduzca en una jornada laboral digna, con un efectivo derecho al descanso y una plena conciliación laboral y familiar, una remuneración no inferior a la de un policía autonómico, un reparto justo y equitativo de los incentivos al rendimiento - productividad -, el desarrollo de una nueva Ley de Personal o la no aplicación del Código Penal Militar en el ejercicio de nuestras funciones policiales, son algunos de los objetivos por los que AUGC trabaja y seguirá haciéndolo. Y no habrá expedientes ni represión que nos calle.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.