Equiparación salarial. Se acaba el tiempo de las palabras y llega el momento de los hechos


AUGC va a pedir que el grueso de la equiparación se reparta de forma lineal, entre todos los guardias civiles.


02/01/2018
Visitas: 6649

Facebook Twitter Whatsapp
La dotación presupuestaria del 2018 no debe ser inferior a los 500 millones de euros para Guardia Civil y Policía Nacional. La dotación presupuestaria del 2018 no debe ser inferior a los 500 millones de euros para Guardia Civil y Policía Nacional.

Desde AUGC hemos venido informando sobre los diferentes asuntos tratados en la reunión mantenida en sede del Ministerio del Interior celebrada el pasado día 26 de diciembre, y a la que asistieron el propio Ministro del Interior, el Secretario de Estado de Seguridad y el Director General de la Guardia Civil, para informar a los representantes de las asociaciones profesionales de guardias civiles.

Como ya hemos trasladado en anterior comunicado el asunto principal del encuentro fue abordar la equiparación salarial. Y los responsables ministeriales expusieron esta cuestión, incluyéndola en un Plan plurianual, que al parecer recogerá otras mejoras.

Ante este planteamiento, las asociaciones profesionales expresamos, que por nuestra parte y en estos momentos, el objetivo prioritario es abordar la mencionada equiparación, para acabar de una vez por todas con la brecha retributiva entre guardias civiles y policías nacionales con nuestros homólogos, los policías autonómicos, que ciframos en 1.500 millones de euros, en términos redondos, y que tiene que abordarse a lo largo de la presente Legislatura.

Sentado lo anterior, y a pesar de que el Ministro no se pronunció sobre cifras, manifestando que, una vez negociadas las cantidades con los demás grupos parlamentarios, lo haría el 16 de enero en sendas convocatorias extraordinarias de los Consejos de la Policía y de la Guardia Civil, sí que adquirió el compromiso de iniciar el camino hacia la equiparación salarial, y hacerla, en efecto, en lo que queda de la presente Legislatura, lo cual es una buena noticia sin duda. Aclarando y especificando el máximo responsable ministerial, que para ello se destinarán las correspondientes partidas presupuestarias, comenzando con los PGE del 2018, en el Capítulo I de los presupuestos, es decir, el referido a Personal, porque otras dotaciones dedicadas a medios o infraestructuras, van en otros capítulos, como el II o el VI.

Y consecuentemente con lo anterior, y en el posterior turno de intervenciones, el representante de AUGC manifestó que como no puede ser de otra forma, celebraremos y colaboraremos, si de verdad se lleva a cabo, con la implementación de un Plan que busque la modernización de la Guardia Civil. Pero que el punto de partida para la puesta en práctica del citado Plan, que en realidad, se nos presentó de forma muy genérica, es la aplicación efectiva de la equiparación salarial.

Es decir, desde AUGC volvimos a reiterar que hay que comenzar por poner en marcha instrumentos y parámetros útiles, que permitan que la aplicación de las cuantías económicas que se van a dedicar a la equiparación salarial, se haga de manera justa y equitativa. Herramientas que el Gobierno, por las razones que sean, ha dejado aparcadas.

Porque pese a que la normativa que regula los salarios de guardias civiles y policías nacionales, es la misma (Real Decreto 950/2005, de retribuciones de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado), lo cierto es que en la Policía Nacional sí que se están “haciendo los deberes” para llevarla a efecto. Y así, se ha conseguido recoger en su ley de personal la adecuación de las distintas categorías profesionales, a titulaciones académicas más elevadas, comenzando por la exigencia del título de Bachiller para el ingreso en el Cuerpo. Lo cual es importante, porque eso abre la puerta a incrementar otros complementos retributivos, además del CES, lo que permitiría consolidar en el tiempo, importantes mejoras mejoras económicas. Por ejemplo, en los niveles de Complemento de Destino, ya que de entrada, en Policía Nacional, del nivel mínimo del 17, en la categoría básica de Policía, se pasaría al 19.

Además, en la Policía Nacional existe el Catálogo de Puestos de Trabajo, que además de otras ventajas funcionales, es la herramienta idónea para gestionar el aumento salarial, ya que el mismo recoge los cometidos y retribuciones de cada puesto de trabajo, con independencia de la categoría profesional. De este modo, y en lugar de hacerlo por el complemento de productividad (que al menos en teoría y legalmente, debe gratificar otras cuestiones), se podría retribuir la jefatura de unidades por medio del CES; o se podría consolidar el grado personal, por sustitución de mando; como del mismo modo, se abriría la puerta a aumentar el CES de los guardias civiles que desarrollan tareas operativas.

Pero lamentablemente, en la Guardia Civil, y pese a la insistencia de AUGC, y a pesar de que el borrador de Orden General que lo regula, ya pasó por el Consejo de la Guardia Civil, hace un año, el CPT aún no se ha desarrollado. Y esto es preocupante, porque pudiera ocurrir que la aplicación de las partidas presupuestarias que conlleva la equiparación, sean distribuidas de forma desproporcionada o injusta, atendiendo únicamente a las escalas o empleos.

Por las dos circunstancias descritas, o sea, las diferentes equivalencias académicas de acceso y promoción profesional, entre los empleos Policía Nacional y Guardia Civil, y la ausencia del CPT en esta última, es por lo que AUGC va a pedir que el grueso de la equiparación se reparta de forma lineal, entre todos los guardias civiles.

Ese es nuestro primer reto: en primer lugar, que en ningún caso la dotación presupuestaria del 2018 baje de 500 millones de euros para Guardia Civil y Policía Nacional; y que la misma llegue a todos los guardias civiles de forma equitativa. Más adelante, en sucesivos ejercicios – donde esperamos contar ya con herramientas de gestión más adecuadas – podremos abordar otras cuestiones relacionadas con la equiparación salarial, como buscar fórmulas que aseguren mejoras en las pensiones y las pagas extraordinarias; una mayor compensación por horas de exceso y servicio en horarios nocturno y festivo; asistencia a juicios; etc.

Por tanto, el día 16 de enero esperamos que el Ministro del Interior aclare de una vez todos estos extremos, porque mientras la equiparación salarial de guardias civiles y policías nacionales, con policías autonómicos no se haga efectiva, AUGC apoyará todas las medidas de presión al respecto, manteniendo la unidad de acción con el resto de organizaciones policiales, así como su colaboración con la asociación JUSAPOL, que ha convocado para el próximo día 20 de enero una manifestación en Barcelona, con este propósito, y en la que AUGC participará activamente, movilizando a sus afiliados/as y sus recursos económicos, para asegurar que la misma sea un éxito de participación.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.