La Guardia Civil impone riesgos a la salud de los guardias civiles con el nuevo turno de trabajo

La Asociación Unificada de Guardias Civiles avisa de la falta de guardias civiles de Tráfico encargados de la investigación de siniestros viales debido a la imposición de un turno que agravará el absentismo

Estaremos atentos hasta que llegue a manos de los compañeros de la Agrupación de Tráfico y esperamos que los plazos anunciados se cumplan.
Estaremos atentos hasta que llegue a manos de los compañeros de la Agrupación de Tráfico y esperamos que los plazos anunciados se cumplan.

Para todas las bases de atestados de la provincia (Coruña, Santiago, Ferrol y Corcubión) se ha impuesto un turno que ha desatado el malestar entre sus integrantes. Desde el consenso previo inicial para adoptar una cadencia fija consistente en dos servicios en horario de 7 a 19 horas seguido de otro de 19 a 7 horas, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha decidido unilateralmente sumar otro turno más en horario 19 a 07, sin brindar la oportunidad de un diálogo adicional con los agentes afectados. Esta acción ha generado descontento y malestar, ya que contradice la voluntad inicialmente expresada.

La decisión de imponer turnos que desafían el ritmo circadiano, comprometiendo el sueño y la calidad de vida de los agentes, se presenta como una medida que carga sobre los guardias civiles la falta de recursos humanos en carretera. Esta estrategia es inaceptable y contraproducente, poniendo en peligro la integridad física y mental de los profesionales que velan por nuestra seguridad en las carreteras y que, presumiblemente, conseguirá el efecto contrario al pretendido ya que los guardias civiles somatizarán el estrés laboral y se elevará el absentismo.

La cadencia consiste en dos jornadas de 07:00 de la mañana a 19:00 horas de la tarde y dos jornadas de 19:00 de la tarde a 07:00 de la mañana. Esta distribución no solo dificulta la conciliación de un descanso adecuado para los guardias civiles, sino que también altera significativamente el ritmo circadiano, el reloj biológico interno que regula los patrones de sueño y vigilia.

El hecho de llegar a casa a las 07:00 de la mañana y tener que atender las tareas cotidianas del hogar para luego comenzar un nuevo turno a las 19:00 impide dormir las horas necesarias para recuperar la energía y el rendimiento. No en vano ese turno estaba inicialmente propuesto por Estado Mayor de la Guardia Civil para su implantación en servicios estáticos de vigilancia, en la que se alternan usualmente cada dos horas el descanso con la actividad, posibilidad de la que no gozan los componentes de atestados. Esta interrupción en el ciclo natural del sueño no solo afecta la calidad del descanso, sino que también tiene consecuencias médicas graves, como el aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y depresión además de aumentar significativamente la siniestralidad propia, según la Organización Mundial de la Salud. Resulta conveniente recordar la especial “sensibilidad” de la Dirección General de Tráfico en sus comunicados sobre la conducción y la fatiga, haciendo bueno el clásico aforismo “en casa de herrero, cuchillo de palo”.

Desde AUGC exigimos una revisión de esta medida y la apertura de un diálogo con los afectados que busque el consenso. La salud y bienestar de los guardias civiles debe ser la prioridad, y cualquier modificación en los turnos de trabajo debe tener en cuenta además de la realidad operativa, las necesidades y la salud de los guardias civiles. La Guardia Civil, como institución fundamental para la seguridad ciudadana, tiene la responsabilidad de garantizar las condiciones laborales que permitan un desempeño óptimo y seguro de sus funciones. En este sentido, hacemos un llamado a la reflexión y a la rectificación, las decisiones institucionales deben ser consecuentes y respetar el consenso, promover el bienestar de los agentes y contribuir a la eficacia de la labor policial en nuestras carreteras.

Archivado en:

Para hacer comentarios debes identificarte

IDENTIFÍCATE