La Guardia Civil se desentiende de los graves problemas que afectan a los agentes de Tráfico


De poco le sirve a la Dirección General de Tráfico utilizar el presupuesto público en campañas publicitarias, si después quienes son los encargados de prevenir, proteger y auxiliar a los usuarios, para garantizar la seguridad de la circulación en las de las vías públicas, no cuentan con un las medidas organizativas necesarias.


Facebook Twitter Whatsapp
Un motorista de la Agrupación de Tráfico. Un motorista de la Agrupación de Tráfico.

Inmovilismo y negación de los problemas que afectan a los guardias civiles destinados en la Agrupación de Tráfico, esta es la actitud que resume la posición del General Jefe de esta especialidad, ante las demandas que la Comisión de Tráfico de AUGC ha expuesto en la reunión celebrada en Madrid en el día de ayer, 11 de febrero.

Desde luego, el camino más fácil para no hacer nada, y mantenerse en el inmovilismo, es negar cualquier tipo de problemática; pero esta dejadez y desconocimiento conlleva la falta de avances en las mejoras de las condiciones sociolaborales de los agentes de tráfico, y por ende, con repercusión en la Seguridad Vial.

De poco le sirve a la Dirección General de Tráfico utilizar el presupuesto público en campañas publicitarias, si después quienes son los encargados de prevenir, proteger y auxiliar a los usuarios, para garantizar la seguridad de la circulación en las de las vías públicas, no cuentan con un las medidas organizativas necesarias.  

Pero si ya es malo la falta de contacto con la realidad, peor aún es negar la misma cuando te la exponen. Y esto es lo que ha sucedido cuando AUGC ha trasladado los problemas, así como las posibles soluciones, que afectan a carca de diez mil hombres y mujeres destinados en esta especialidad.

Así, ante la falta de una jornada laboral digna con turnos de trabajo rotatorios y fijos, para una necesaria conciliación laboral y familiar, se nos informó de que la Agrupación de Tráfico no contempla la implantación de turnos de trabajo, un error que discrimina a los guardias civiles, pues es el único cuerpo policial en España que no dispone de turnos. Pero no es este el único agravio, pues en cuanto a la aplicación de la O.G Jornada Laboral, los responsables no solamente niegan cualquier tipo de incidencia o incumplimiento, sino que se enrocan en la aplicación de nuevas circulares que aumenten el horario a las 40 horas. Una nueva discriminación que AUGC ha llevado a los tribunales de justicia, y por tanto os informaremos tan pronto obtengamos una resolución.

Los guardias civiles siguen siendo utilizados como mano de obra barata y sin derechos, pues este aumento de la jornada laboral a cuarenta horas semanales se seguirá abonando como hasta la fecha, mediante el uso del exceso de horario, fórmula que el General considera de justo abono, pero que desde AUGC consideramos totalmente insuficiente. Si quieren que los guardias civiles trabajen más horas han de ser gratificadas de una manera digna, y entonces es cuando se podrá implantar el aumento del número de servicios de manera voluntaria; un sistema utilizado en el resto de cuerpos policiales, pero que en la Guardia Civil no gusta todo aquello que se aleje del “ordeno y mando” y encima infravalorando el trabajo de los agentes de tráfico. 

Una de las causas que conlleva la falta de turnos, así como el aumento de horas de servicio a cuarenta, es la ausencia de personal. Faltan agentes por que la especialidad ya no resulta tan atractiva profesionalmente. Así se nos informó del aumento de plantilla, que según nos indican podrían rondar los 200 agentes en 2019. Un número insuficiente, pues no se tiene en cuenta el personal que dejará de prestar servicio en la especialidad.

La reunión fue tensa, y durante la misma se trataron otros temas que a continuación os resumimos:

.- A pesar de insistir vehementemente en este punto, NO tienen intención de modificar el sistema por el que se abonan los incentivos al rendimiento (productividad), por considerarlos justos y premiar con equidad a los agentes que lo merecen. La realidad es que esta medida excede del propio General de Tráfico.

.- Existe un estudio de “reorganización” de bases de atestados, pero sin ninguna decisión hasta la fecha sobre la posible desaparición de alguna de ellas.

.- NO se va a modificar la edad en la que se debe hacer uso obligatorio de la motocicleta, por lo que la propuesta de 50 años planteada por AUGC no será valorada a pesar de que en la Vuelta Ciclista España la edad máxima sea de 45 años.

.- NO se va a cambiar el método para la selección del personal que debe acudir a las distintas jornadas de formación (radar, transportes, dron), a los cuales y según los responsables de la Agrupación, únicamente acuden agentes que ya desempeñan las citadas funciones y deben formarse oficialmente.

.- NO existe ocultismo ni se dificulta el acceso a correos, comunicados o convocatorias de cursos en las distintas unidades.

.- La antigüedad media de los vehículos es de seis años y todos ellos pasan las correspondientes ITV, motivo por el que son suficientemente seguros para el trabajo que desempeñan los agentes de la Agrupación, desechándose por ese motivo cualquier otro sistema de compra o uso de vehículos.

.- NO ven necesario ningún tipo de protocolo o sistema de limpieza o desinfección de vehículos, al no ser operativo y no aportar mejoras al actual (solicitud de jefe de unidad) ser más completo.

.- NO se va a modificar la Instrucción de la Agrupación que regula los P.V.A.D, no considerándose que la reducción por normativa aporte ningún beneficio operativo.

.- NO se valora la adquisición de otras prendas de uniformidad que no sean las que figuran en el actual catálogo. La uniformidad pendiente de recepción se entregará durante el año 2019.

.- La salida del personal de Tráfico de la Comunidad Autónoma de Navarra esta supeditada a las distintas directrices que se puedan dar por parte del Ejecutivo.

Por tanto, desde AUGC nos reafirmamos en nuestras legítimas reivindicaciones, que no son otra cosa que la voz de los guardias civiles que cada día patrullan por las carreteras y nos transmiten sus preocupaciones y problemas. No bajaremos la guardias, al contrario, continuaremos exigiendo cambios que favorezcan unas mejores relaciones laborales y una mejor calidad de vida para los guardias civiles. Nuestra misión es arriesgada y sacrificada, y por tanto merecemos unas condiciones dignas para prestar nuestro servicio con garantías y satisfacción.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.