Alberto Moya, en el Congreso: "La mejor forma de garantizar un marco de derechos para los guardias civiles es reconocer la sindicación"


23/06/2017

Alberto Moya, secretario general de AUGC Alberto Moya, secretario general de AUGC

En una intervención histórica, el secretario general de AUGC, Alberto Moya ha expuesto esta tarde ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados las principales reivindicaciones de los trabajadores de la Guardia Civil. Puedes ver aquí el vídeo de su comparecencia.

A lo largo de cerca de veinte minutos, Moya ha desglosado los distintos motivos por los que los guardias civiles siguen siendo a día de hoy ciudadanos de segunda.

En primer lugar, se ha referido a AUGC "no sólo como la asociación mayoritaria, sino también la decana en el Cuerpo, porque AUGC se ha forjado a lo largo de más de veinte años de trabajo y sacrificio. Y con esta legitimidad, desde luego, puedo afirmar que a los guardias civiles nadie nos ha regalado nada".

Moya también ha señalado que "la Guardia Civil, anclada en su legado histórico y en una práctica obsoleta en cuanto a la gestión de sus recursos humanos, no parece capaz de adaptarse a los cambios que suponen las nuevas relaciones laborales, lo que de forma inevitable está provocando agravios comparativos respecto a otros cuerpos policiales, una mayor conflictividad interna y estrés añadido entre sus integrantes".

El secretario general de AUGC ha continuado señalando que la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de la Guardia Civil "no muestra un balance positivo, cuando va a cumplir diez años de vigencia".

Remilitarización

Como muestra de ese balance deficitario, Moya ha recordado "la involución que supone para los guardias civiles la remilitarización de este cuerpo policial, lo cual ha conllevado de nuevo la aplicación del Código Penal Militar a sus integrantes otra vez en funciones policiales, en incluso en nuestra esfera privada". En este sentido, el líder de AUGC ha reconocido positivamente " las recientes iniciativas promovidas por diversos grupos parlamentarios para superar este anacronismo".

Retribuciones

Respecto al agravio comparativo en las retribuciones, y pese a admitir que existe el compromiso del Gobierno de alcanzar en esta legislatura la equiparación salarial, Alberto Moya ha lamentado que esta "intención, sin embargo, no ha tenido reflejo en los recientes Presupuestos Generales del Estado aprobados", por lo que "si no se cumplen las expectativas creadas al respecto sólo encontrarán la frustración de los guardias civiles y sus familias".

Igualmente se ha referido al establecimiento de diferentes requisitos formativos de acceso y promoción profesional a las distintas escalas de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Jornada Laboral Digna

Uno de los puntos sobre los que más hincapié ha hecho Moya en su intervención ha sido la necesidad de que los guardias civiles cuenten con una jornada laboral digna que les permita la conciliación familiar con su vida profesional. Así, ha puesto como ejemplo que "un guardia civil, a día de hoy, desconoce su régimen horario de servicio para el mes de julio".

"Con un agravante añadido -ha proseguido en su denuncia-, y es que la falta de conciliación es uno de los factores fundamentales de desequilibrio en la plantilla de la Guardia Civil, donde sólo un 6,8% de los 74.000 guardias civiles en activo son mujeres".

Otro de los aspectos denunciados por Moya ha sido el recorte de plantilla de la Guardia Civil, lo que supone "un déficit de unos 10.000 guardias civiles que recae sobre un despliegue territorial arcaico, de 2.400 unidades diseminadas por todo el territorio nacional". Sobre esta cuestión, el representante de AUGC ha reclamado que "el despliegue territorial moderno no puede esperar más, porque de él depende la seguridad de todos".

Prevención de Riesgos Laborales

Moya tampoco ha desaprovechado la ocasión para denunciar el gran drama oculto de la Guardia Civil: su elevada tasa de suicidios, un problema que refleja que la prevención de riesgos laborales "no ocupa un espacio mínimamente relevante en la Guardia Civil". Al hilo de esta cuestión, también ha querido recordar la falta de chalecos antibalas adaptados a la complexión física de cada trabajador.

Igualmente, Alberto Moya ha destacado la persecución del movimiento asociativo profesional, recordando la continua apertura de expedientes a los representantes de AUGC, "ochenta en los últimos cinco años". Con el mismo argumento ha lamentado el deficiente funcionamiento del Consejo de la Guardia Civil como órgano adecuado de interlocución.

Por último, y entre otras cuestiones, el secretario general de AUGC ha reclamado una vez más el derecho a la sindicación en la Guardia Civil, "como la mejor forma de garantizar un marco de derechos para los guardias civiles". Así, Moya ha afirmado que "disciplina y sindicación son compatibles", por lo que "la manida excusa de la naturaleza militar en la Guardia Civil no puede seguir siendo por más tiempo el recurso para limitar, cuando no exceptuar, los derechos de los guardias civiles".

A lo largo de los próximos días, AUGC analizará en profundidad la intervención de su secretario general y las reacciones de los distintos grupos parlamentarios.

 

 

 

 

 

 

 

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.