Mando Único Operativo para la inmigración ilegal


El hecho de que la responsabilidad del nuevo centro de coordinación recaiga en un oficial de la Guardia Civil, no significa en absoluto que el mismo tenga capacidad de mando sobre los demás cuerpos actuantes.


06/08/2018
Visitas: 1408

Facebook Twitter Whatsapp
La creación de un Mando Único Operativo no es la primera vez que se lleva a efecto como intento de frenar la inmigración irregular. La creación de un Mando Único Operativo no es la primera vez que se lleva a efecto como intento de frenar la inmigración irregular.

El Gobierno ha anunciado la creación de un centro de coordinación, a cargo de un general de la Guardia Civil, que tendrá la función de optimizar los recursos destinados al control de fronteras y a la atención a las personas migrantes.

Desde AUGC acogemos de forma positiva la medida, desde el momento en que una de las demandas de esta asociación profesional ha sido la necesidad de mejorar la coordinación entre las diferentes Administraciones que tienen competencias en materias tan sensibles como son el control de la inmigración irregular y el tráfico de sustancias ilícitas en la zona del Estrecho de Gibraltar.

Debemos señalar que esta figura no es nueva, sino que ya se puso en marcha anteriormente en Canarias, para acometer la que se denominó “crisis de los cayucos” y donde se obtuvieron resultados positivos, debido fundamentalmente a dos circunstancias: que se consiguió la implicación de los países de origen de la inmigración (sobre todo, Mauritania y Senegal), y porque ese realizó una inversión específica en medios humanos y materiales.

Por tanto, la creación de una autoridad nacional para afrontar las mismas necesidades en el Estrecho de Gibraltar, puede conllevar una mejora de la gestión y coordinación de la creciente presión migratoria procedente, en este caso, desde Marruecos.

Ahora bien, y sentado lo anterior, también debemos decir que no se debe confundir a la ciudadanía, pues la mera creación de un centro de intercambio de información entre las diferentes administraciones, no significa en modo absoluto que se vayan a resolver los problemas operativos y de competencias entre las distintos cuerpos y fuerzas actuantes, como son Guardia Civil, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Centro Nacional de Inteligencia, Vigilancia Aduanera, Capitanías Marítimas o incluso SASEMAR y Cruz Roja. Porque el hecho de que la responsabilidad del nuevo centro recaiga en un oficial de la Guardia Civil, no significa en absoluto que el mismo tenga capacidad de mando sobre los demás cuerpos actuantes, que continuarán realizando sus funciones de forma independiente.

En consecuencia, para lograr esta necesaria coordinación, debemos ser mucho más ambiciosos, comenzando por afrontar que el actual modelo policial está superado por las circunstancias sociales actuales; y por tanto comenzar a debatir y estudiar los cambios que éste requiere.

En este sentido, podría ser un buen comienzo, el análisis de algo que España necesita urgentemente, como es la protección de las fronteras, y donde como todos asumimos, el modelo actual no parece el más eficiente. En este sentido, desde Europa ya se ha decidido dar algún paso en la dirección de diseñar un boceto de policía europea de fronteras. De este modo, la creación de una policía específica sería una buena ocasión para comenzar a analizar las deficiencias y la reordenación de nuestras propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con criterios a la altura de nuestro tiempo.

Facebook Twitter Whatsapp

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.