El Director ha despojado a las asociaciones de su capacidad de representar a los guardias civiles


Azón ha aceptado unilateralmente, contra la oposición frontal de los representantes de los trabajadores, que se cambie en detrimento de los guardias civiles el porcentaje de reparto del acuerdo de equiparación salarial entre la Guardia Civil y la Policía Nacional establecido en el cálculo de costes medios por la Secretaria de Estado de Seguridad.


Facebook Twitter Whatsapp
El director general de la Guardia Civil, Félix Azón. El director general de la Guardia Civil, Félix Azón.

Las asociaciones profesionales firmantes del Acuerdo de Equiparación Salarial, queremos poner de manifiesto la gravedad de lo acontecido en la reunión de la Comisión Técnica de seguimiento del acuerdo de equiparación salarial celebrada ayer en la Dirección General de la Guardia Civil pues el Director General, arrogándose la representación de los guardias civiles, tomó, con la oposición expresa de todas las asociaciones profesionales firmantes del acuerdo dos decisiones trascendentales:

1º.- Aceptar que se cambie el porcentaje de reparto entre cuerpos establecido en el cálculo de costes medios por la Secretaria de Estado de Seguridad a la firma del acuerdo del 59% para Guardia Civil y 41% para Policía Nacional. Esto supone una cesión del 1% de la cantidad prevista para equiparación en 2019 (250MM €) a la Policía Nacional para que cuente con el 42% y la Guardia Civil el 58% (145MM €). Por tanto, habrá 2,5 MM € menos para Guardia Civil, que serán descontados de las nóminas de los guardias civiles.

2º.- Desconocer el acuerdo de la Comisión técnica de seguimiento de 5 de septiembre de 2018 que establecía el reparto de la cantidad de equiparación en 2019 y no aplicar las regularizaciones de CES. Este acuerdo fue firmado por el mismo Director General de la Guardia Civil y todas las asociaciones profesionales firmantes del acuerdo de equiparación. Esta decisión de incumplir lo acordado se basa exclusivamente en criterios de oportunidad política, para que se pueda cobrar en la nómina de abril.

Estas dos decisiones las tomó unilateralmente el Director General con la oposición expresa de todas las asociaciones profesionales representativas firmantes del acuerdo aduciendo la falta de capacidad negociadora de éstas establecida en la Ley. No deja de ser curioso que se permita a las asociaciones negociar y firmar un acuerdo para que Guardia Civil y Policía reciban 807 millones (más lo que proceda tras los resultados que obtenga la consultora) y que luego se les quiera negar la capacidad legal para acordar el reparto de este dinero, lo que supone un claro retroceso en los derechos de los guardias civiles.

Así las cosas, el Director General se ha atribuido en exclusiva la capacidad de negociar en nombre y representación de los guardias civiles y, su decisión, en ejercicio de esa representación y defensa de los intereses de los guardias civiles ha sido la de aceptar que se rebaje el porcentaje de dinero que le correspondía a la Guardia Civil como hemos explicado en el primer párrafo. Para los que se pregunten por qué las asociaciones no se han levantado de la mesa, merece la pena explicar que el Director ha advertido al inicio de la reunión que los allí presentes lo estábamos en comisión de servicio.

Frente a esta limitación y retroceso en la capacidad de las asociaciones en la que nos ha colocado nuestro Director, nos hemos encontrado con la fortaleza de los sindicatos de la Policía Nacional que no solo han podido negociar libremente con la Secretaría de Estado sino que además han contado con el apoyo de su Director para quitarle dinero a los guardias civiles y a sus familias.

A mayor gravedad, el Director no tiene capacidad para decidir qué porcentaje corresponde a cada Cuerpo pues la cláusula séptima del Acuerdo firmado, en virtud de la que pretende arrogarse las capacidades de decisión, establece que le corresponde cada director general “proponer a la Secretaría de Estado de Seguridad el criterio de reparto de las cantidades entre los funcionarios de cada cuerpo” y no entre los Cuerpos. Y sigue diciendo la cláusula séptima “Para ello se constituirá una Comisión Técnica de Seguimiento del presente acuerdo dentro de cada Dirección General en la que participarán los Sindicatos y las Asociaciones” Por tanto, ni tan siquiera le corresponde decidir al Director unilateralmente cómo sea el reparto, sino que solo le corresponde proponer a la Secretaría de Estado lo que se hubiese decidido en el seno de la Comisión Técnica.

En consecuencia, el único órgano que tiene capacidad para decidir el reparto entre cuerpos es la Comisión de Seguimiento General presidida por la Secretaria de Estado, en la que se manifestó que el reparto sería de 59% para Guardia Civil y 41% para Policía, si bien a la protesta de los sindicatos de Policía la Secretaria de Estado dijo que tomaba nota de sus protestas pero sin que en la reunión se acordase la modificación de estos porcentajes. Por tanto, una modificación del
reparto al margen de este Comisión de Seguimiento General es contraria a derecho y pone en peligro que se pueda cobrar en abril.

Además de estas dos cuestiones, el Director General decidió:

• El reparto del CES será lineal, excepto para los oficiales generales que perciben un 0,5%. Unos 137€/mes brutos para cada guardia civil. Igualmente el reparto de productividad será lineal de unos 15€ brutos a percibir mensualmente junto a la cantidad de 2018 en concepto de “productividad equiparación”.

• Ambas cantidades se percibirán con carácter retroactivo desde enero en la nómina de abril de 2019.

Por último, queremos mostrar nuestra preocupación por las formas en que se han desarrollado tanto la reunión de la Comisión General en la Secretaria de Estado, como la reunión de la Comisión Técnica en la Dirección General del Cuerpo. Los guardias civiles nos sentimos engañados y defraudados por un Director que no ha cumplido con unos criterios de reparto acordados unánimemente por todos, pero sobre todo estar dispuesto a permitir que se altere el criterio de reparto entre cuerpos en detrimento de los guardias civiles y sus familias, pese a que a día de hoy los policías siguen cobrando más que los guardias civiles y llevan haciéndolo así durante años.

Facebook Twitter Whatsapp

Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.