Alberto Moya: “La desigualdad salarial y laboral que sufren los guardias civiles es un agravio que la sociedad no comprende”


25/10/2017

Alberto Moya, secretario general de AUGC. Alberto Moya, secretario general de AUGC.

Desde ayer, y a lo largo de la jornada de hoy miércoles están llamados a las urnas más de 77.000 guardias civiles de todas las escalas y especialidades. Elegirán a los que serán durante los próximos cuatro años sus representantes en el Consejo de la Guardia Civil, el único órgano democrático de interlocución entre las asociaciones profesionales que representan a los trabajadores y la Dirección General del Cuerpo.

A continuación reproducimos la entrevista que 'Aquí Actualidad' ha realizado a Alberto Moya, secretario general de AUGC. 

¿Qué es lo que votan los guardias civiles?

Nuestro lema en esta campaña ha sido ‘Tu voto es tu voz’, porque desde AUGC consideramos al Consejo de la Guardia Civil, dentro de sus limitaciones, el único aire fresco y democrático que hemos conseguido introducir entre los muros de la Dirección General. Por eso consideramos que sí, que hay que ir a votar, sabiendo que incluso con sus imperfecciones, que esperamos se solventen en los próximos años, la mayoría de avances en materia de derechos sociales y laborales que los guardias civiles hemos conseguido en los últimos ocho años ha sido gracias a la interlocución de las asociaciones con la Administración, en el seno del Consejo de la Guardia Civil.

También hemos buscado el aumento de la participación, que en las dos convocatorias anteriores fue baja. Porque cada voto no emitido es un voto para los generales. Es un mensaje que deben tener claro los guardias civiles.

 

¿Cuál es en estos momentos la principal reivindicación de los guardias civiles?

Sin duda, la equiparación salarial con las policías autonómicas. Se trata de un agravio inadmisible que, además, con los acontecimientos que se están viviendo estos días en Cataluña, se ha hecho aún más flagrante.

La sociedad ya es plenamente consciente de este maltrato, no lo comprende, no concibe que las personas que trabajan por su seguridad y por la defensa de la legalidad padezcan esta situación. ¿Alguien entiende que trabajadores públicos que realizan la misma función dentro de un Estado perciban retribuciones que suponen hasta un 30% diferencia entre distintos cuerpos?

 

¿Y cómo se plantea AUGC revertir esta desigualdad?

AUGC lleva años reclamando para que se resuelva esta situación, manteniendo reuniones constantes con los distintos gobiernos, grupos políticos, instituciones, etcétera. Todos se muestran siempre muy comprensivos, pero llegada la hora de la verdad las buenas palabras se las lleva el viento.

Ahora tenemos un compromiso del Gobierno, pero si no lo vemos de verdad reflejado en los Presupuestos, los guardias civiles volveremos a salir a la calle. Sabemos que la sociedad está con nosotros, y ahora ésta es una de nuestras grandes bazas. Otra circunstancia que consideramos importante, para entender el momento histórico que vivimos, es que el mismo está abriendo la puerta a una colaboración real entre guardias civiles y policías nacionales, para alcanzar esta legítima aspiración de equiparación retributiva entre todos los policías.

 

Hablando de Cataluña, ¿cómo están valorando la situación en la que se encuentran sus compañeros desplazados a esta comunidad?

Con mucha preocupación, como es lógico. Desde el primer día AUGC ha ido recabando información a través de nuestros representantes asociativos en Cataluña, que están prestando servicios en la zona, de manera tanto destinada como comisionada, y por los que allí se han desplazado para conocer de primera mano la situación en la que se encuentran.

Han sido muchas las quejas y las dudas recibidas. AUGC ha sido leal, porque la situación lo demandaba. Pero aquí los únicos que han cumplido han sido los y las guardias civiles comisionados o destinados en la zona de Cataluña. El Gobierno no ha cumplido, ni está cumpliendo, con los guardias civiles. Y nuestra paciencia se ha agotado.

Tenemos que decirlo alto y claro: los guardias civiles comisionados y destinados en Cataluña están en una situación de semiabandono, hacinados en buques que no reúnen las condiciones de habitabilidad necesarias para un periodo tan prolongado, con jornadas de trabajo maratonianas, con una dieta escasa y poco variada, sin información sobre el tiempo que se va a prolongar su situación, etcétera.

PUEDES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA EN SU VERSIÓN ORIGINAL DE 'AQUÍ ACTUALIDAD'

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

Si quieres comentar, haz click aquí para identificarte